Mejor comprar electricidad que contratar; nuevo esquema en el MEM

05 / SEP / 2018
Electricidad

Mejor comprar electricidad que contratar; nuevo esquema en el MEM

Ulises Juárez / Energía a Debate

En el actual esquema energético, el nuevo paradigma del mercado es comprar electricidad en vez de contratarla, como se hacía antes de la Reforma Energética, aseguró Raúl González Martínez, coordinador comercial de CFE Calificados, empresa filial de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Durante su exposición “Oportunidades de los usuarios calificados en el nuevo mercado eléctrico”, en el contexto de la GreenExpo 2018, González Martínez dijo que ahora existen 42 empresas suministradoras calificadas registradas, lo que trae varios beneficios a quienes consumen altos volúmenes de electricidad.

“Se pueden contratar precios fijos o precios variables; los plazos son flexibles; hay soporte técnico y personalizado, y existe un consultor dentro del suministrador calificado”, enumeró algunas de las ventajas que ofrece la apertura del sector eléctrico.

Refirió que anteriormente solo se podía comprar la energía de un solo proveedor. ”Había un solo proveedor que era CFE con un contrato estándar. No podías decir que no te gustaba el contrato y no podías protestar contra la subida de precios”, señaló.

Ahora las cosas son diferentes. “Se busca optimizar los recursos y dar mayor productividad a las empresas. Esos son los grandes beneficios que puede traer la Reforma Energética”, concluyó.

Sin embargo, apuntó que todavía quedan pendientes varios hitos para la consolidación del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM).

Entre sus recomendaciones, González Martínez enlistó el reconocimiento de costos en las tarifas de suministro básico; la consolidación de la migración de los usuarios obligados al MEM; la efectiva aplicación de las reglas del mercado, referido a los requerimientos de cobertura y Certificados de Energías Limpias (CEL); la implementación de la segunda etapa del MEM, que incluye la demanda controlada y las ofertas virtuales; la implementación del mercado de tiempo real, y la entrada en operación de los nuevos gasoductos, entre otros.

También comentó que, con el nuevo esquema del mercado eléctrico, los precios tenderán a bajar para los usuarios calificados.

A este respecto, dijo que se espera que a partir de 2019 y 2020, los precios de la energía empiecen a bajar. “Eso es lo que esperamos para los usuarios calificados que traiga la Reforma Energética, alguna oportunidad. Los precios tienden a bajar a lo largo de los próximos años”, especialmente evitando los picos que anualmente se presentan en la época de verano, especificó.

Por su parte, Luis Alfredo Hernández, del ITESM, expuso los retos que están enfrentando las grandes empresas de generación eléctrica ante los nuevos modelos de negocio y otros factores.

En su exposición “El riesgo y los nuevos modelos energéticos”, el especialista dijo que las empresas tradicionales de generación eléctrica tienen costos fijos y requieren de un largo periodo de recuperación. Pero la tendencia actualmente está cambiando el modelo.

“¿Qué preocupa a los CEOs de las grandes empresas de energía?”, preguntó Hernández. A su juicio, son tres factores:

  1. La generación distribuida, ya que tiene un alto impacto social y la incertidumbre en la inversión es baja.
  2. La descarbonización de las sociedades y, en concreto, del sector energético, no solo en México, sino que es una tendencia mundial, aunado a la preocupación porque el consumo de combustibles fósiles ha aumentado entre la población.
  3. La digitalización, especialmente con la inclusión en el sector de las nuevas tecnologías y nuevas formas de hacer negocio, como el blockchain y la Inteligencia Artificial, entre muchas otras.

“Estos tres elementos están causando una disrupción en el sector energético”, afirmó Hernández, quien agregó que anteriormente, una adaptación tecnológica tomaba 15 años en promedio, pero ahora este proceso es mucho más rápido, por lo que la pregunta es qué tan rápido pueden adaptarse las empresas a estos cambios tecnológicos.

La respuesta está en las empresas pequeñas y emprendimientos, los cuales se están enfocando en tres elementos:

  1. Identificación del cliente, ya sea una industria, un comercio, el sector residencial, etcétera.
  2. Identificar el tipo de servicio que van a ofrecer.
  3. Determinar el modelo financiero, el esquema y la fuente de financiamiento.

Asimismo, aclaró que actualmente la tecnología y el mercado han hecho que casi todos los proveedores tengan las mismas ofertas para sus clientes. Por ejemplo, todos ofrecen páneles solares que son casi iguales, por lo que prácticamente son un commodity, subrayó. “Por eso es importante que cada empresa determine la diferencia que ofrecerá a sus clientes o el plus que agregará a su servicio”, recomendó.

A este respecto, enfatizó, los emprendimientos, o startups, no se han diferenciado aun y consideró que las grandes empresas energéticas, a su vez, también que invertir en los emprendedores para ofrecer un mejor y diferenciado servicio. “Esa es la tendencia”, concluyó.

site stats