Fortalecer a los reguladores; la OCDE y la ASEA (Pulso Energético)

04 / JUL / 2017
petroleo

A implementar la reforma y fortalecer a los reguladores. El estudio de la OCDE y la ASEA.

Alfredo Orellano Moyao / Pulso energético

La reforma energética significa un cambio estructural de muy profundas dimensiones. En lo más sustancial, la Constitución abrogó un esquema gubernativo y monopólico en el que la propiedad de los hidrocarburos y todas las actividades productivas e industriales —incluso las actividades de comercialización y expendio de los hidrocarburos— estaban reservadas al gobierno y sus empresas. Cambiaron también las leyes que aplican tanto a empresas como a los consumidores.

Producto de estos cambios, arrancó una era de mercado, de libre acceso a las transacciones y actividades relacionadas con el petróleo, el gas y sus derivados, bajo un nuevo modelo regulatorio de permisos y estándares operativos. En esta nueva realidad energética, también se modificó el hábitat en el que se desempeñaban los órganos reguladores —quienes son los encargados de la implementación de la reforma— y surgieron tres tipos de reguladores que llevan a cabo la tarea de implementar la reforma:

  • La Secretaría de Energía (Sener) como regulador de la política energética nacional;
  • La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE) como los reguladores económicos que controlan el desarrollo de los mercados energéticos  definiendo tarifas, reglas de acceso, permisos, entre otras cosas;
  • La Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) que, como regulador técnico, tiene como ámbito de acción la seguridad de las personas y del medio ambiente.

(leer el artículo completo aquí )

site stats