Retrasa Economía aprobación de nuevos dispensarios de gasolina: Amegas

06 / OCT / 2020
Regulación

Retrasa Economía aprobación de nuevos dispensarios de gasolina: Amegas

 

Ulises Juárez / Energía a Debate

 

A menos de dos días de que se cumpla el plazo para que todas las gasolinerías del país presenten dispensarios de combustibles acordes con la norma oficial mexicana NOM-005-SCFI-2017 o, en su caso, cuenten con un kit en sus sistemas que eviten la venta al público de litros incompletos, la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (AMEGAS) reprochó a la Secretaría de Economía su tardanza en autorizar y emitir resoluciones favorables con respecto a los modelos y prototipos que los fabricantes de los equipos pretenden comercializar con las nuevas especificaciones, situación que ha atrasado la adquisición e instalación de los mismos.

 

De igual forma, solicitó a la titular de la dependencia, Graciela Márquez Colín, su pronta acción para que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) no clausure las estaciones de servicio que para el 8 de octubre próximo no cuenten aún con estos nuevos dispensarios.

 

“En pocas palabras, resoluciones autorizando los cambios a los dispensarios hay algunos, pero no hay bombas nuevas o kits de escalamiento. El gasolinero no tiene la culpa de que la Secretaría de Economía apenas está autorizando y emitiendo resoluciones, mientras que la Profeco ya va en camino a clausurar las gasolineras del país”, expuso Pablo González Córdova, presidente del Consejo Directivo de la AMEGAS, en un documento fechado el 5 de octubre dirigido a Márquez Colín.

 

Por ello, el gremio solicitó a la encargada de la política económica del país que se expida de manera urgente una prórroga para la evaluación de conformidad con la NOM-005 por el tiempo que se consensue “y que permita, tanto técnica como humanamente posible el actualizar o incorporar cambios en los dispensarios”.

 

Respecto a la Profeco, la Amegas pidió: “Se instruya a la Procuraduría Federal del Consumidor para que no realice clausuras o inmovilizaciones de dispensarios o bombas de gasolinas y diesel, no cierre gasolineras, hasta que los dispensarios lleguen a México, porque se fabrican en Estados Unidos y cuando estén disponibles, los empresarios gasolineros contrataremos el reemplazo o escalamiento necesario”.

 

A este respecto, aclaró: “Porque nuestro deber es cumplir con la norma, pero no vamos a pagar por unos dispensarios fantasmas”.

 

(¿Qué dice la NOM-005-SCFI-2017 y qué estipula?)

 

La Amegas refirió que al día de hoy, unas 10,000 gasolinerías, alrededor de 85% de las 12,525 que operan en el país, “no han llevado a cabo la actualización o incorporación, cambios en los dispensarios, de componentes y software, para dar cumplimiento a la Norma Oficial Mexicana, debido a que los fabricantes y proveedores de los mismos con cuentan con los equipos, insumos y personal técnico capacitado suficiente para poder atender la enorme demanda que actualmente existe”.

 

Evidenció también que tan solo poco más de 50% de los fabricantes que solicitaron los certificados y resoluciones favorables, o aprobaciones de modelo o prototipo, a la Secretaría de Economía desde diciembre 2019 y enero de 2020 ha recibido la resolución favorable.

 

El resto, añadió, se encuentran aún en trámite de obtenerlos, “lo cual provoca (...) que no existan actualmente en el mercado dispensarios debidamente acreditados que puedan satisfacer la demanda necesaria para que los gasolineros puedan cumplir con la norma aplicable”.

 

Por su parte, la Onexpo Nacional estima que a la fecha 80% de sus estaciones de servicio ya adquirieron los equipos, de los cuales un 40% los tiene instalados y/o ha escalado el software de los suyos.

 

El resto, comentó, se encuentra en proceso de recibirlos para su instalación y puesta en marcha. Al respecto, destacó la supervisión que se está realizando en este proceso.

 

“Onexpo planea continuar con el proceso de cumplimiento, hasta culminación del 100% de las 11,800 que deben actualizarse, incluso con facultades de autoridad para conocer y supervisar las entregas de equipos nuevos y/o actualización de los mismos por parte de fabricantes y proveedores de esos dispensarios o de los servicios de actualización (escalamiento) de los mismos”, explicó la organización.

 

.