Morena recula, no va contra calificadoras

07 / MAR / 2019
Regulación

Morena recula, no va contra calificadoras

 

Redacción / Energía a Debate

 

La fracción parlamentaria del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en el Senado echó para atrás su propuesta de iniciativa de ley para regular a las empresas calificadoras de riesgo de inversión que operan en el país, luego de que esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador asegurara que su gobierno no limitará el trabajo de estas agencias.

 

El coordinador de la bancada morenista, el senador Ricardo Monreal, informó este mediodía que, por consenso, su partido no presentará ninguna iniciativa en este sentido.

 

La reversa en la intención de Morena de ir en contra de las calificadoras se dio apenas un día después de que el senador Salomón Jara Cruz, vocero de Morena en esa Cámara, diera a conocer que se presentaría una modificación de ley que permitiera a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) revocar el permiso de operación de las calificadoras que, en su opinión, atenten contra la estabilidad del país.

 

Monreal Ávila aseguró que conversó con su compañero de bancada Jara Cruz y le expresó que, si bien las calificaciones que han impuesto al país no han sido favorables, al final ese es su trabajo.

 

De acuerdo con información que trascendió en la Cámara Alta, Monreal también subrayó a Jara Cruz que no era correcto que intentara obstaculizar el trabajo de las calificadoras por la vía jurídica y le advirtió que la iniciativa no pasaría debido a que no contaba con el consenso de la mayoría de la bancada.

 

Por su parte, el presidente del Senado de la República, el también morenista Martí Batres Guadarrama, deslindó a su partido de la iniciativa al afirmar que no había salido por parte de Morena, aunque no reveló el origen de la misma.

 

Asimismo, manifestó que todo senador tiene derecho a presentar iniciativas.

 

Esta mañana, el presidente López Obrador dijo en su conferencia matutina que su gobierno está dispuesto a someterse al escrutinio internacional, tanto en lo político como en lo económico.

 

"Estamos abiertos al escrutinio internacional en lo político y lo económico”, afirmó el mandatario. “México es un país libre y no tenemos nada qué esconder, estamos a favor de la transparencia”, añadió en un tono más conciliador, para después reconocer el trabajo que hacen las agencias calificadoras. “Esto de las calificadoras es su trabajo, lo respetamos, no vamos nosotros a limitar su función".

 

Las políticas económicas de la administración del presidente López Obrador no han tenido buena aceptación por parte de las principales agencias calificadoras, como Standard & Poor’s, Moody’s y Fitch Ratings, las cuales han cambiado en términos generales sus perspectivas de estables a negativas.

 

En materia de energía, el actual gobierno ha anunciado medidas orientadas hacia reducir la participación de empresas privadas, principalmente extranjeras, en el sector energético mexicano, con la intención de volver a poner como principales jugadores de la industria a Petróleos Mexicanos (Pemex) y Comisión Federal de Electricidad (CFE).

 

En su estilo característico, durante los últimos días López Obrador lanzó severas críticas a las empresas calificadoras que, entre otras, han reducido también las perspectivas de Petróleos Mexicanos.

 

Además, aseguró que en el periodo “neoliberal”, las agencias callaban pese a la corrupción que imperaba en Pemex y en la CFE.  “Calificaban con 10, con excelencia”, dijo el jefe del Ejecutivo hace unos días.

 

De la misma manera, el presidente las acusó de castigar a su administración por los malos resultados, producto de los gobiernos anteriores.