Inversión extranjera, un tema en encuentro Harris-López Obrador

08 / JUN / 2021
Regulación

Inversión extranjera, un tema en encuentro Harris-López Obrador

(Foto: @VP en Twitter)

 

Redacción / Energía a Debate

 

El fortalecimiento y atracción de inversión extranjera, así como fomentar un crecimiento económico equitativo y sustentable tras la irrupción de la pandemia por el COVID-19, son algunos de los temas que se trataron en la reunión entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y la vice presidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, celebrada este mañana en Palacio Nacional.

 

En su primera visita a México, la funcionaria estadounidense reforzó junto con el jefe del Ejecutivo federal la visión de una relación bilateral basada en el respeto mutuo y la cooperación para enfrentar de manera conjunta los retos binaciones y regionales.

 

“La reunión entre ambos mandatarios se traduce en avances como la puesta en marcha de nuevos mecanismos de cooperación económica de alto nivel; el fortalecimiento y atracción de inversión extranjera a México; la atención a las causas estructurales de migración en la región; la protección de derechos humanos, particularmente de las personas migrantes; y el impulso de los derechos laborales en México y Estados Unidos”, informó la Presidencia de la República en un comunicado.

 

Otros temas incluidos en la agenda durante esta visita fue el compromiso de México y Estados Unidos para aprovechar los mecanismos del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), acuerdo regional que brinda certidumbre y dinamismo a las inversiones en la región, agregó la Presidencia.

 

Sin embargo, la visita de Harris, encabezando una delegación de su país, se da en el contexto de controversias judiciales desatadas por las modificaciones al marco jurídico mexicano por parte de la administración del presidente López Obrador que intentan regresar a las empresas públicas de energía, Petróleos Mexicanos (Pemex) y Comisión Federal de Electricidad (CFE) el carácter monopólico que las beneficiaba antes de la Reforma Energética de 2013-2014.

 

Algunas de esas modificaciones, como las realizadas en el primer semestre de año a la Ley de la Industria Eléctrica y la Ley de Hidrocarburos, pretenden asimismo desincentivar las inversiones privadas en el sector energético, lo que ha generado preocupación entre empresarios y asociaciones de empresarios nacionales y extranjeros, entre estos últimos principalmente norteamericanos, porque no encuentran seguridad jurídica para sus inversiones.

 

Destacan también las preocupaciones expresadas por legisladores y grupos industriales de Estados Unidos que han pedido la intervención de funcionarios de su país para interceder ante el gobierno mexicano ante lo que han calificado como discriminación hacia sus inversiones y riesgo de una posible expropiación indirecta de sus activos en México, además de argumentar que dichas reformas son violatorias de varios preceptos establecidos en el T-MEC.

 

Por otra parte, la Presidencia señaló que para este encuentro se tomó como plataforma la visita de la vicepresidenta Harris para acordar la reactivación del Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN) que se celebrará el próximo mes de septiembre, en aras de fortalecer la inversión binacional.

 

Ambas delegaciones fijaron acciones adicionales para fortalecer la confianza y facilitar inversiones estadounidenses en México, particularmente en el sur del país. Destacan propuestas de proyectos de infraestructura en el Istmo de Tehuantepec; una misión comercial de tecnologías ambientales, así como proyectos para la construcción de vivienda de costo accesible y el fortalecimiento de empresas rurales agrícolas.

 

Previa su visita a México, Harris sostuvo una reunión virtual con el presidente López Obrador a principios de mayo pasado. En ella, expuso que la intención del gobierno del mandatario estadounidense, Joe Biden, es trabajar con instituciones internacionales, con naciones de todo el mundo, con el sector privado y organizaciones sociales, con la finalidad también de frenar las migraciones hacia Estados Unidos mediante programas de desarrollo económico, social, humanitario y de derechos humanos, sobre todo en la región conocida como Triángulo del Norte, conformado por Guatemala, Honduras y Nicaragua.

 

.