Gasera denuncia corrupción en la ASEA

10 / DIC / 2018
Regulación

Gasera denuncia corrupción en la ASEA

Ulises Juárez / Energía a Debate

La empresa de distribución de gas licuado de petróleo Rivera Gas presentó esta mañana una denuncia por corrupción contra ex funcionarios públicos de la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), quienes presuntamente se prestaron para detener ilegalmente las obras de construcción de la planta de almacenamiento y distribución del energético, propiedad de la empresa, en el municipio de Tecate, Baja California.

Marco Antonio Armenta, director general, y Enrique Rubio, director comercial de Rivera Gas, acompañados por su asesor legal, Enrique Carpizo, comentaron en conferencia de prensa luego de haber presentado la denuncia ante el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, en la Ciudad de México, que la ASEA podría estar involucrada en actos de corrupción junto con las empresas Zeta Gas y Gas Silza, ambas pertenecientes al Grupo Zeta, que dominan aproximadamente 70 por ciento del mercado regional.

 “Nosotros como empresa hemos estado siendo víctima de esos actos que han venido deteniendo de manera significativa el inicio de la operación de una planta que tiene como objetivo ofrecer un servicio de calidad a los consumidores, con precios más bajos de los que se están manejando actualmente y con un servicio completo de litro por litro”, aseguró Armenta.

El directivo refirió que las obras de construcción iniciaron hace aproximadamente 4 años y fueron detenidas y las instalaciones clausuradas por elementos de la Agencia el pasado 17 de mayo, con un avance de 97 por ciento, bajo el argumento de que la planta se estaba construyendo sobre terrenos forestales que, asegura, no existen.

La denuncia presencial va específicamente en contra de Javier Govea Soria, quien se desempeñaba como director general de Supervisión, Inspección y Vigilancia de la ASEA; Alfredo Orellana Moyao, ex director Jurídico, y los inspectores Gilberto Yáñez Moreno y Miguel García Rivera, así como la secretaria de Orellana Moyao.

Asimismo, Rivera Gas presentó una denuncia ante la Secretaría de la Función Pública por el mismo delito buscando la sanción de los ex servidores públicos referidos.

Cronología de los hechos

Rivera Gas ingresó el 7 de mayo de 2015 la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) en la ASEA.

El 15 del mismo mes, mediante oficio 166/2015, la Dirección de Administración Urbana del municipio de Tecate otorgó el Dictamen de Uso de Suelo a la planta de Rivera Gas en donde estableció que: “El predio en cuestión de acuerdo al Esquema de Desarrollo Urbano de la Zona de Conurbación Tecate-Tijuana, el cual tiene la capacidad de Uso de Suelo Urbano y se encuentra ubicado en las zonas Ur-8 y Ur9, en donde tiene Usos Compatibles  con industria Ligera, Comercial y de Servicios y Equipamiento; usos condicionados industria pesada y usos Transitorios; usos incompatibles Habitacional de Alta Densidad, Habitacional de media Densidad y Habitacional de Baja Densidad y hago de su conocimiento que de acuerdo al estudio de impacto urbano presentado mediante el cual justifica el Esquema de uso que se tiene para la zona. Por lo tanto se otorga, el uso de suelo condicionado de acuerdo como lo marca la compatibilidad de la misma normatividad”.

El 16 de diciembre de ese mismo año, la empresa obtuvo de parte de la Agencia y de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) la resolución del proyecto con clave 02BC2015G0005 en el que se determina que el uso de suelo del proyecto es compatible con industrial ligera, uso comercial, servicios y equipamiento.

En el oficio No. ASEA/UGSIVC/DGGC/55.1/1390/2015, dicha resolución dice a la letra: “No se encuentra cubierto por terrenos forestales, que de acuerdo a las definiciones del artículo 7 de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable (LGDFS), no se requiere el cambio de uso de suelo en terreno forestal (fracciones V, XLII y XLVI)”.

A este respecto, Armenta aseguró. “¡Cuál terreno forestal! Es Tecate, es puro desierto. La parte que se escogió para la construcción no tiene afectación al medio ambiente”.

El 16 de enero de 2017, la Semarnat y la ASEA concedieron a Rivera Gas un plazo adicional de 12 meses para concluir las obras del proyecto, mismo que se contará a partir de la fecha de vencimiento del plazo original otorgado para la ejecución de las obras y actividades relacionadas con la construcción del Proyecto; toda vez que la modificación solicitada no altera el contenido de la autorización otorgada por la Agencia en el oficio referido en el párrafo anterior.

En ninguno de los considerandos de la resolución, explicitó Rivera Gas, se menciona que deba de cambiar el uso de suelo del proyecto; de hecho, se menciona que no hay afectación alguna al contenido de la resolución original.

Los directivos y el abogado Carpizo aseguraron que están buscando el recurso de revisión del caso y que la ASEA “reivindique sus actos”, ya que la Procuraduría General de la República tiene resguardadas las instalaciones de la planta, pero a pesar de ello, ha habido desmonte y robo de equipo, representando pérdidas para Rivera Gas.

Carpizo agregó que, de acuerdo con los tiempos de ley, el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativo deberá dar una respuesta en un plazo de 25 días.

Rivera Gas ha invertido en la planta de almacenamiento y distribución de gas alrededor de 40 millones de pesos y está pendiente una ampliación que implicaría otros 30 o 35 millones de pesos.

Ante los representantes de los medios de comunicación, los directivos también denunciaron amenazas anónimas, por lo que reconocieron temer por su integridad física, y extorsión por parte de Adriana González May, quien lidera una asociación de vecinos llamada “Por el Futuro de Tecate”, que argumenta afectaciones a sus viviendas por la construcción de la planta.

“Esperamos que la denuncia surta los efectos para que se resuelva nuestro caso de la manera como debe de ser, justa”, afirmó Armenta. “Obviamente (esperamos que) se castigue a quienes se han estado prestando para este tipo de actos que, lejos de ayudar a que haya una libre competencia en México y que por ende haya una baja en los precios y una mejora en el servicio, pues no se dé”, agregó.

Gasera denuncia corrupción en la ASEA

El predio de la planta de Rivera Gas se localiza en el Kilómetro 141+650.55 de la carretera Tijuana-Mexicali, calle Sector Oeste y Sur, Zona Rústica, Rancho El Nevado, Municipio de Tecate, Baja California.