Acata Tabasco fallo de la SCJN; echa abajo ley de adquisciones

07 / JUL / 2020
Regulación

Acata Tabasco fallo de la SCJN; echa abajo ley de adquisciones

 

Redacción / Energía a Debate

 

El gobernador del estado de Tabasco, Adán López Hernández, dijo este martes que acatará la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que anuló diversas disposiciones resultado de las modificaciones realizadas a la Ley de Obras Públicas y a la Ley de Adquisiciones, ambas de la entidad, destinadas a agilizar las obras de infraestructura del gobierno, como la refinería de Dos Bocas.

 

De acuerdo con medios locales, el mandatario tabasqueño aseguró que su administración es respetuosa de las instituciones y de los fallos de los ministros de la Corte.

 

“Los señores Ministros analizaron a profundidad la constitucionalidad de esa modificación que se había hecho y ellos han considerado pertinente que no procedía. Yo creo que debemos acatarlo plenamente”, señaló López Hernández luego de la inauguración de la Jornada Nacional de Siembra de 100 millones de árboles, perteneciente al programa federal “Sembrando Vida”, en el Municipio de Comalcalco.

 

Las declaraciones del Ejecutivo local se dieron unas horas después de que se diera a conocer que la SCJN invalidó el lunes de esta semana diversas disposiciones contenidas en la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas, y en la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Prestación de Servicios, ambas del Estado de Tabasco, que planteaban supuestos de excepción a las licitaciones públicas que favorecían la construcción de la Refinería de Dos Bocas, en el Municipio de Paraíso de esa entidad.

 

El 27 de septiembre de 2018, el Congreso de Tabasco aprobó modificaciones a los dos ordenamientos jurídicos, con la finalidad de agilizar las contrataciones que realizaran las empresas productivas del Estado, Petróleos Mexicanos y Comisión Federal de Electricidad, para obras a realizarse en ese estado.

 

Las modificaciones, propuestas y aprobadas por la bancada del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) con mayoría en esa Cámara, tenían como justificación que se trataba de contrataciones necesarias para la realización de proyectos estratégicos que detonarían empleos, mejoras en infraestructura, impulsarían el desarrollo económico del Estado o que hubieran sido convenidos con la Federación o sus empresas productivas en materia energética.

 

Dos meses más tarde, la entonces Procuraduría General de la República (PGR, ahora Fiscalía General de la República) y la Comisión Estatal de Derechos Humanos interpusieron el recurso de controversia constitucional con el número 99/2018 y su acumulada 101/2018, la cual fue admitida por la Suprema Corte, resultando en el fallo del día de ayer que considera la inconstitucionalidad de dichas modificaciones, sobre la base de que con violatorias al Artículo 134 de la Constitución General.

 

“El Tribunal Pleno consideró que dichas disposiciones ampliaban de manera indeterminada los supuestos de excepción a la licitación pública para la contratación de obras, adquisiciones, arrendamientos y servicios, lo que se presta a una amplia discrecionalidad e impedía garantizar los principios de eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez en el gasto público, los cuales deben caracterizar a toda contratación pública, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 134 de la Constitución General”, expuso la Corte en un comunicado de prensa.

 

Por ello, el juzgador invalidó los artículos 45, fracciones IV, en la porción normativa “la seguridad interior del Estado o la Nación”, XI y XII, así como el 46, párrafo primero, en la porción normativa que decía “Con la excepción de los casos previstos en el artículo 45, fracciones IV, XI y XII de esta Ley”, todos de la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas.

 

En cuanto a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Prestación de Servicios del Estado de Tabasco, la Corte anuló los artículos 38, fracción IV, y 39, fracciones XI, XII y XIV.

 

.