Sector energético, el que más confianza ha perdido: Coparmex

24 / JUL / 2019
Petróleo

Sector energético, el que más confianza ha perdido: Coparmex

 

Redacción / Energía a Debate

 

Si se concluyen las disputas con las empresas constructoras de gasoductos, se abren los procesos de licitación para los farmouts de Pemex y se retoman las rondas petroleras se podría detonar el crecimiento del país, consideró la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), quien afirmó también que el sector energético es el que más confianza ha perdido.

 

Gustavo de Hoyos Walther, presidente del organismo empresarial, advirtió que el crecimiento del Producto Interno Bruto se ubicará apenas entre 0.50 y 0.75 por ciento si la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador no genera certidumbre respecto al rumbo de la política económica del país.

 

En rueda de prensa, De Hoyos resaltó que uno de los sectores que más ha perdido la confianza de los inversionistas es el energético, debido principalmente a las decisiones que en la materia ha tomado el gobierno de López Obrador, por ello urgió a tomar medidas para recuperar dicha confianza.

 

“Si se toman decisiones tales como concluir la disputa con las compañías que construyeron, o están construyendo, los distintos ductos, (…) si se aperturan procesos de alianza con las empresas privadas, o si se reactivan las rondas que estaban en marcha, y que en todos estos casos había decisiones de inversión ya tomadas, esto podría ser uno de los catalizadores para detonar el crecimiento”, aseveró el líder empresarial esta mañana.

 

De Hoyos había hecho en junio de este año un llamado a la Secretaría de Energía, a cargo de Rocío Nahle García, y a Pemex de Octavio Romero Oropeza, para reconsiderar la cancelación de la licitación de siete áreas contractuales, especialmente contenedoras de gas, programadas para octubre del año pasado.

 

Sin las rondas, había advertido, no se podrá alcanzar la meta de producción de 2.4 millones de barriles diarios promedio para 2024, la cual, de acuerdo con el Plan de Negocios de Pemex dado a conocer hace una semana, se reajustó a poco más de 2.6 millones de barriles.

 

Asimismo, en la reunión con medios, De Hoyos se refirió a los arbitrajes que ha interpuesto la Comisión Federal de Electricidad (CFE) contra diversas cláusulas contenidas en los contratos que la CFE firmó con cinco empresas privadas que construirían y operarían siete gasoductos en el país, bajo el argumento de que dichas cláusulas perjudican a la empresa eléctrica.

 

Estas y otras acciones tomadas por el gobierno mexicano han repercutido en la calificación del soberano del país, y principalmente de Petróleos Mexicanos, por parte de las empresas calificadoras internacionales.

 

Recientemente, el Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó que la perspectiva de crecimiento de la economía mexicana se reducirá de 1.6 a 0.9 por ciento, pese a los cálculos de López Obrador, quien asegura que el crecimiento será de 2 por ciento.

 

Las previsiones del FMI se basan en que la inversión permanece débil y el consumo privado se ha desacelerado, ambos factores derivados de la incertidumbre que generan las políticas del nuevo gobierno.

 

Respecto a las proyecciones económicas del FMI para México, Gustavo de Hoyos se pronunció en favor del multilateralismo, el cual aseguró debe ser un principio para los próximos años. “Es la única vía que tiene el país para atenuar las asimetrías evidentes que tiene con Estados Unidos”, subrayó al tiempo que alertó: “Es una cuestión que resulta estratégica, particularmente en un momento en el que el tono de Estados Unidos es claramente belicista con los intereses del país”.

 

.