Se disparan petroprecios por tensiones en Medio Oriente

17 / SEP / 2019
Petróleo

Se disparan petroprecios por tensiones en Medio Oriente

 

 

Redacción / Energía a Debate

 

 

Los precios del petróleo aumentaron en más de 14 por ciento este lunes 16 de septiembre para cerrar a su nivel más alto en 15 meses, debido a preocupaciones sobre el abasto mundial de crudo, a raíz del ataque con drones a la refinería de Abqaiq y al campo petrolero de Jurais en Arabia Saudita, que provocó incendios en esas instalaciones de la empresa estatal Saudi Aramco el sábado.

 

El Crudo WTI en el Nymex cerró este lunes en 62.90 dólares, un incremento de 14.2 por ciento en relación a su cierre del viernes 13. Sin embargo, el precio bajó cerca de 7 por ciento este martes 17 de septiembre, para cerrar en 59.34 dólares por barril, debido a que Arabia Saudita informó a sus clientes que cumpliría con todas las entregas de crudo comprometidas con sus refinerías. Con esto, las cotizaciones se van normalizando y casi se desvanecen las inquietudes respecto de una posible pérdida de producción prolongada por parte de Arabia Saudita.

 

Tanto el WTI como el Brent están en sus niveles más altos de 15 meses y el lunes se produjo el mayor alza diaria en los precios del petróleo desde el 12 de febrero de 2016. Este lunes los índices Dow Jones, S&P y Nasdaq registraron pérdidas moderadas el lunes y el peso mexicano se ha mantenido casi sin cambios, en un rango de entre 19.40 y 19.50 pesos por dólar.

 

En la tarde de este domingo, el Presidente Donald Trump ayudó a calmar los mercados al anunciar en Twitter que autorizaría la liberación de petróleo de la Reserva Estratégica de Estados Unidos, si fuera necesario y en una cantidad aún por determinar, pero suficiente para mantener bien abastecidos a los mercados. También solicitó que se hicieran más expeditas las aprobaciones de los oleoductos actualmente en proceso de autorización en Texas y en otros estados.

 

Trump también tuiteó que Irán "parece" ser el responsable del ataque y diversas fuentes interpretan que una represalia militar conta Irán no está contemplada. Por su parte, Irán niega la autoría del ataque y afirma que no desea comunicación con el gobierno de Estados Unidos en ningún nivel.

 

El ataque con drones a las instalaciones sauditas interrumpió más de la mitad de la producción de petróleo de reino saudita, es decir, cerca de 5.7 millones de barriles diarios, que equivale a más del 5 por ciento de la oferta global de petróleo.

 

Una primera versión oficial este sábado previó, no obstante, que la producción petrolera del reino saudita podría normalizarse dentro de 48 horas, si bien todo indica las reparaciones a la refinería serán de mediano o largo plazo. El principal campo petrolero del país y del mundo, Ghawar, no fue blanco del ataque, si bien se interrumpió su producción y se tuvo que ventear gas a la atmósfera a raíz de las explosiones en Abqaiq.

 

Una segunda versión oficial este domingo estimó que a principios de la semana sólo se podrá restablecer cerca un tercio de la producción que se perdió por los ataques de los drones. Sin embargo, los funcionarios sauditas siguen confiando en que podrán restablecer la producción plenamente en los próximos días.

 

Si no se restableciera la producción saudita en cuestión de días, no se descarta que el precio del petróleo se dispare a 75 dólares por barril, según analistas de Goldman Sachs citados por MarketWatch.

 

El aumento del precio sería de sólo 3 ó 5  dólares por barril si los daños se pueden resolver rápidamente y de 10 dólares si los daños son significativos, pero los mercados también deberán reevaluar un premio para riesgos geopolíticos relacionados con el petróleo, según Ayham Kamel, analista de Eurasia Group, citado por Thomson Reuters.

 

"Yo espero un incremento de entre 3 y 5 dólares en el corto plazo", dijo Christyan Malek, analista de JP Morgan. Sin embargo, estimó que el petróleo aumentará a 80 ó 90 dólares por barril en los próximos tres o seis meses, ya que el mercado centrará su atención más en la geopolítica y menos en factores de oferta y demanda.

 

"Se ha atacado con éxito al corazón de la industria petrolera saudita, así que habría que esperar un incremento del precio a 65 ó 70 dólares por barril", opina Gary Ross, de Black Gold Investors. "Estos ataques podrían ocurrir periódicamente y el mercado tiene que descontar esto".

 

Los rebeldes hutíes yemeníes, apoyados por Irán, reivindicaron los ataques a la vecina Arabia Saudita, que a su vez apoya militarmente a las fuerzas progubernamentales de Yemen en su lucha contra los insurgentes hutíes, que controlan la capital yemenita Sana'a.

 

La televisión de los hutíes, Al Masira, habló de una “operación de envergadura contra la refinería en Abqaiq y el campo petrolero en Jurais” en el este del reino saudita.

 

Arabia Saudita “quiere y puede” responder a esta “agresión terrorista”, señaló el príncipe heredero saudita Mohamed bin Salmán al presidente estadunidense Donald Trump en una conversación telefónica el domingo.

 

“Estados Unidos condena con firmeza el ataque de hoy (sábado) contra infraestructura petrolera clave”, señaló la Casa Blanca. en un primer momento En Twitter, el Secretario de Estado Mike Pompeo manifestó que "Estados Unidos trabajará con nuestros socios y aliados para asegurar que los mercados energéticos continúen bien abastecidos y que Irán sea responsabilizado por su agresión". El ataque también fue condenado por Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Egipto y otros países árabes. A su vez, el Presidente iraní Hassan Rouhani negó la participación de su país en el ataque.

 

El sitio de Abqaiq, a 60 km al sudoeste de Dahran, principal sede del gigante petrolero, alberga la mayor planta de tratamiento de petróleo de Saudi Aramco, que también es la refinería más grande del mundo. Jurais, a 250 km de Dahran, es uno de los principales campos petroleros de la empresa pública.

 

.