Reestructuran deuda de Pemex por 8 mil millones de dólares

13 / MAY / 2019
Petróleo


Reestructuran deuda de Pemex por 8 mil millones de dólares

 

Redacción / Energía a Debate

 

Se firmó hoy una carta compromiso y convenio de reestructuración de 8 mil millones de dólares de la deuda de Petróleos Mexicanos (Pemex), en el que participaron las instituciones financieras HSBC, JP Morgan y Mizuho Securities.

 

Se trata de un refinanciamiento de 2,500 millones de dólares de deuda, así como líneas de crédito revolventes por 5 mil 500 millones de dólares, con renovación a 3 ó 5 años. Es la operación crediticia más grandes en la historia de Pemex.

 

El Presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que la deuda es manejable y el gobierno federal respaldará en todo momento a la empresa, a la cual calificó de ser una de las empresas más productivas del mundo y la más productiva de México.

 

El titular del Ejecutivo señaló que el acuerdo no significa más deuda para Pemex y que se optó por ampliar las líneas de crédito.

 

“Una de las premisas básicas de nuestra administración reside en que Pemex no incrementará su deuda, vamos a trabajar en una reducción”, afirmó, a su vez, el Secretario de  Hacienda, Carlos Urzúa.

 

El convenio fue firmado por las tres instituciones financieras, por Carlos Urzúa, por Octavio Romero Oropeza, Director General de Pemex, por Felipe García Moreno, presidente y director general de JP Morgan, por Nunos Matos de Macedo, director general de Grupo Financiero HSBC y por Jerry Rizzieri, presidente y director general de Mizuho Securities. 

 

Romero Oropeza aseguró que en esta renegociación, no se está contrayendo deuda adicional para Pemex, por el contrario, se están mejorando las condiciones financieras de lo que ya se debía de la anterior administración.

 

“El actual gobierno federal posee plena conciencia de la responsabilidad que debemos tener en el manejo financiero de la empresa, es por ello que desde el primer día de la administración, hemos diseñado y aplicado una responsabilidad absoluta en el manejo de la deuda pública”, aseguró Romero.

 

Carlos Urzúa aseguró que se trabaja también para reducir la carga tributaria de Pemex, empresa que "tiene un flujo de caja razonable en términos internacionales", pero que ha estado sujeta a una ordeña fiscal excesiva. La carga fiscal y los derechos que paga Pemex "van a ir disminuyendo en el transcurso del tiempo", dijo.

 

Asimismo, Urzúa dio a conocer la firma de un nuevo decreto presidencial, mediante el cual amplía el incentivo fiscal a Pemex para el año 2019. La disminución de la carga fiscal liberará recursos que podrán ser utilizados por Pemex para incrementar la inversión en exploración y producción, así como para mejorar su balance fiscal.

 

Según Urzúa, una de las medidas fiscales contempladas es que se permitirá a Pemex migrar pozos con producción de hasta 400,000 barriles diarios de un régimen de asignaciones a contratos, con lo cual dejará de pagar el llamado derecho de utilidad compartida. Con esto, añadió, pozos viejos que ya no eran tan rentables podrán volver a explotarse.

Reestructuran deuda de Pemex por 8 mil millones de dólares

.