Ni siquiera una inyección de capital salvaría a Pemex: analistas

30 / MAR / 2019
Petróleo

Ni siquiera una inyección de capital salvaría a Pemex: analistas

 

Redacción / Energía a Debate

 

Ni siquiera una fuerte inyección de capital por parte del gobierno federal salvará a Petróleos Mexicanos (Pemex) de la degradación de su calidad crediticia, según trascendió esta semana. Tampoco lo hará un buen plan de exploración y producción de petróleo, si éste se enfoca sólo al corto plazo.

 

La opción de destinar recursos provenientes del Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios (FEIP) para reforzar las finanzas de Pemex tendría un efecto de calificación neutral para el gobierno federal, afirmó Joydeep Mukherji, analista soberano de S&P Global Ratings, en una conferencia telefónica sobre las condiciones crediticias en América Latina.

 

La situación de Pemex es la principal preocupación sobre el futuro del país, señaló.  No hay información concreta sobre el uso del FEIP y, con base en lo poco que se sabe, no se plantea un plan de negocios que garantice la viabilidad de largo plazo de Pemex.

 

El impacto del uso de este fondo, como lo han planteado autoridades de Hacienda, afectaría al saldo histórico de requerimientos financieros del sector público, la métrica de deuda neta más amplia del sector público federal que incorpora los activos del FEIP, según un nuevo análisis de la agencia crediticia HR Ratings.

 

“Se puede considerar el FEIP como un instrumento contracíclico. Sin embargo, en el contexto actual, el FEIP podría ser utilizado como un instrumento para remediar una situación complicada en la cual el sector público requiere de recursos adicionales, como es el caso de Pemex”, reconocen los analistas de HR, Jordy Juvera, Cynthia Pérez y Félix Boni.

 

El FEIP se constituyó con los remanentes de operación de Banco de México aportados al gobierno federal y su utilización está reservada para cuando los ingresos que reciba el sector presupuestario se ubiquen por debajo del programa fiscal del año en curso, señalan.

 

Si se van a utilizar los recursos del FEIP para rescatar a Pemex, sería importante ver las justificaciones presentadas, opinan, escépticos, los analistas de HR Ratings.

 

Otro golpe a la confianza de los inversionistas y a las perspectivas de Pemex es el amago de que los tres consejeros profesionales del Consejo de Administración de Pemex, Octavio Pastrana, Carlos Elizondo y Teresa Fernández, quienes "están dispuestos a renunciar por un desacuerdo con la estrategia del presidente Andrés Manuel López Obrador para administrar la petrolera", según informó esta semana el diario The Wall Street Journal. El Consejo de Pemex deberá contar con cinco consejeros profesionales, pero dos lugares están vacantes.

 

Se señala que se habría solicitado la renuncia de los consejeros, para que puedan aprobarse "sin ningún tipo de problema u oposición" las nuevas políticas de la administración de López Obrador en materia de hidrocarburos, como la construcción de la nueva refinería de Dos Bocas, Tabasco, la rehabilitación del Sistema Nacional de Refinación, el abandono de la explotación de recursos no convencionales y retrasar las futuras rondas de licitación de campos petroleros.

 

Sin embargo, la salida de los consejeros impediría que se sesione el Consejo de Administración por el momento. El Artículo 26 fracción III de la Ley de Petróleos Mexicanos establece que las sesiones del Consejo serán válidas con la presencia de al menos seis consejeros, donde dos deberán ser independientes.