Mayor cooperación de Pemex con privados, recomienda el FMI

11 / NOV / 2019
Petróleo

Mayor cooperación de Pemex con privados, recomienda el FMI

 

Redacción / Energía a Debate

 

Una mayor cooperación de Pemex con empresas privadas y venta de activos no estratégicos, son algunas de las recomendaciones que el Fondo Monetario Internacional (FMI) hizo al gobierno mexicano, según dio a conocer esta tarde la Secretaría de Hacienda y Crédito Púbico (SHCP).

 

El Banco de México y la SHCP emitieron los resultados de la evaluación anual sobre la economía mexicana realizada por el FMI. Entre las recomendaciones relativas a la empresa productiva del Estado a cargo de Octavio Romero Oropeza, el organismo internacional también consideró revisar su plan de negocios, “con el fin de apuntalar su posición financiera y reducir los riesgos en su presupuesto”.

 

“Los directores –agregó la SHCP, refiriéndose a los miembros del Directorio Ejecutivo del FMI– subrayaron la necesidad de que Pemex avance en la venta de activos no estratégicos y presente planes de reducción de costos operativos con miras a mejorar su rentabilidad. Señalaron que una mayor cooperación con empresas privadas también podría estimular la producción y diversificar riesgos”.

 

La Secretaría de Hacienda, bajo el mando de Arturo Herrera, explicó que el 4 de noviembre pasado, el Directorio Ejecutivo del Fondo concluyó la Consulta del Artículo IV, relativa a la situación de la economía de México en 2019.

 

Añadió que en el marco de este Artículo del Convenio Consultivo, el FMI evalúa la situación económica y perspectivas de cada uno de los países miembros, generalmente con una periodicidad anual.

 

Como parte de la evaluación, agregó la dependencia, un equipo técnico del FMI visita el país miembro, recopila y analiza información económica y financiera, y se reúne con las autoridades competentes, así como con analistas del sector privado y representantes de la sociedad civil.

 

Los temas revisados no se limitan a las políticas macroeconómicas y financieras, sino también incluyen aquellos elementos que puedan incidir en los resultados económicos de un país. Con base en la información recabada durante su visita, el personal técnico del FMI elabora un informe que es presentado ante su Directorio Ejecutivo, para posteriormente transmitir sus conclusiones y recomendaciones a las autoridades de cada país.

 

En su evaluación sobre México, el FMI previó para 2020 una recuperación del crecimiento de la economía de 1.3 por ciento sustentado en un fortalecimiento del consumo a pesar de que continúe una debilidad en la inversión.

 

Asimismo, proyectó que la inflación general del país se mantendrá en 3 por ciento, consistente con el objetivo del Banco de México, mientras que la inflación subyacente disminuya gradualmente de su nivel elevado.

 

Sin embargo, advirtió que la fuerte presencia de inversionistas de cartera extranjeros deja a México expuesto a un aumento en los riesgos de una reversión de flujos de capital y mayores primas de riesgos, según citó la SHCP.

 

Los directores ejecutivos del Fondo felicitaron al gobierno de México por preservar un marco institucional y políticas muy sólidas, “lo cual ha contribuido a la resiliencia de la economía ante una incertidumbre elevada”.

 

Destacaron la necesidad de implementar con firmeza políticas macroeconómicas sólidas, combinadas con la aceleración de reformas estructurales para promover un crecimiento sólido, sostenible e incluyente.

 

También apreciaron la determinación de las autoridades mexicanas para mantener la disciplina fiscal, aunque enfatizaron que se necesitan medidas adicionales para alcanzar los objetivos fiscales anunciados y que son necesarios objetivos todavía más ambiciosos para colocar la razón de deuda pública a PIB en una trayectoria descendente.

 

En este contexto, dijo, está la necesidad de incrementar los ingresos no petroleros. Sobre esto, consideraron que hay margen para fortalecer la administración de los ingresos, racionalizar el gasto fiscal, incrementar los impuestos locales y hacer el sistema tributario más progresivo, al tiempo que se mejora la eficiencia del gasto público. En este sentido, los directores también consideraron conveniente crear un consejo fiscal para apoyar el compromiso del Gobierno con la responsabilidad fiscal.

 

.