Los 13 riesgos de la Refinería de Dos Bocas

21 / JUL / 2019
Petróleo

Los 13 riesgos de la Refinería de Dos Bocas

 

David Shields / Energía a Debate

 

El Plan de Negocios de Petróleos Mexicanos (Pemex) identifica 12 riesgos asociados con la construcción de la Refinería de Dos Bocas, que son los siguientes:

 

(1)    Desviaciones de rendimiento de productos derivados de la falta de sincronía en la ejecución de las ingenierías básicas de los procesos

(2)    Desviaciones de flujo de efectivo derivadas de la incertidumbre del precio de materias primas y productos.

(3)    Desviaciones de costo y tiempo de ejecución derivadas del nivel de definición del proyecto.

(4)    Desviaciones resultantes de la imprecisión en los estimados de costo y programa de ejecución.

(5)   Retrasos en las negociaciones para la contratación de tecnológos.

(6)    Retrasos en el proceso de contratación de los desarrolladores.

(7)    Ajustes en la conversión del libro abierto (tiempo y costo).

(8)    Deficiencias en la interrelación entre los contratistas participantes.

(9)   Falta de sincronía con las obras de infraestructura externa que no estará a cargo de Pemex.

(10)  Deficiencia de los entregables de ingeniería.

(11)  Colocación de pedidos de compra de equipos críticos fuera de tiempo.

(12)  Riesgos de ejecución por eventos diversos de desempeño de contratistas, disponibilidad de equipos y materiales, mano de obra, condiciones climáticas, cambios de alcance, etc.

 

A estos 12 riesgos, se debe agregar un treceavo, obvio y específico de la ubicación que se escogió para la nueva refinería: se trata del terreno pantanoso e inundable, incapaz de sostener el peso de las gigantescas torres de destilación. En las fotos se aprecia las condiciones del terreno en fotografías tomadas esta semana, al inicio de la temporada de lluvias.

 

Los riesgos señalados en el Plan de Negocios son exactamente las razones por las cuales la reconfiguración de la Refinería de Minatitlán, realizada durante el gobierno de Felipe Calderón, tuvo demoras y sobrecostos altísimos.

 

Al no saber de project management, Pemex resolvió dividir el proyecto en seis contratos (paquetes de obra), a ejecutarse simultáneamente, pero no los supo coordinar adecuadamente ni en ingeniería ni en ejecución.

 

Por lo anterior, para la Refinería de Dos Bocas Pemex decidió contratar a un project manager. Sin embargo, como las empresas que eran candidatos a ese trabajo le informaron a la Secretaría de Energía (Sener) lo que realmente costaría el proyecto y lo que se demoraría en la construcción, la Sener y Pemex resolvieron manejar el proyecto por administración directa.

 

La reconfiguración de Minatitlán, al día de hoy, no funciona y la refinería produce menos de lo que producía antes de la reconfiguración.

 

Los 13 riesgos de la Refinería de Dos Bocas

 

 

.