Caída en actividad petrolera arrastrará ingresos del país: SHCP

02 / ABR / 2019
Petróleo

Caída en actividad petrolera arrastrará ingresos del país: SHCP

 

Redacción / Energía a Debate

 

Una reducción de la actividad energética en el país impactará en los ingresos presupuestarios para este 2019, los cuales serán inferiores en 121.2 mil millones de dólares, equivalentes a 0.5 por ciento del Producto Interno Bruto, con respecto al monto previsto en la Ley de Ingresos de este año, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

 

La dependencia argumentó que la baja en los ingresos se relaciona con una menor producción de hidrocarburos y la reducción en el procesamiento de crudo en las refinerías del país, aunado a un entorno de incertidumbre en los mercados financieros internacionales y un bajo nivel de crecimiento de la economía mexicana en el último trimestre de 2018.

 

“Esto se explica por menores ingresos petroleros, como resultado de una menor producción de crudo y gas natural, un menor proceso de crudo en el Sistema Nacional de Refinación que impacta directamente sobre los ingresos propios de Pemex al dejar de capturar el margen de refinación, así como por un tipo de cambio más apreciado con respecto a lo previsto en la LIF 2019, que se compensó parcialmente con un precio del petróleo mayor al esperado”, dijo la Secretaría.

 

De acuerdo con el Paquete Económico 2019 aprobado por el Congreso y publicado en el Diario Oficial de la Federación el 28 de diciembre pasado, el Legislativo autorizó al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ingresos por un monto por más de 5.83 billones de pesos.

 

De esos, 4,501.9 millones corresponderían al concepto de exploración y extracción de hidrocarburos. Tan solo Pemex aportaría, de acuerdo con el documento original, un total de 524,291.6 millones de pesos

 

En los Pre-Criterios 2020, dados a conocer este lunes y con los cuales iniciará el diálogo con el Congreso de la Unión para la elaboración del Paquete Económico para el Ejercicio Fiscal 2020, la Secretaría de Hacienda ajustó a la baja las perspectivas de crecimiento de la economía para este 2019 y el siguiente año.

 

“Se anticipa que durante 2019 el PIB registre un crecimiento real anual de entre 1.1 y 2.1%; para 2020 se estima que crezca entre 1.4 y 2.4% real”, expuso.

 

“Estos rangos difieren a los previstos en los Criterios Generales de Política Económica de 2019 (CGPE 2019), publicados en diciembre de 2018, como resultado del bajo nivel de crecimiento observado en la economía mexicana durante el último trimestre de 2018, el cual podría prolongarse en el primer trimestre de 2019”, abundó.

 

En cuanto a las finanzas públicas, previó un crecimiento real anual de 1.6 por ciento y 1.9 por ciento para 2019 y 2020, respectivamente.

 

A este respecto, aclaró: “Estas estimaciones son inerciales, en el sentido de que no consideran los efectos de la estrategia de desarrollo económico de la actual administración ni otros factores que pueden implicar un mayor crecimiento.”

 

Entre estos factores destacó el fortalecimiento del consumo por el efecto de los programas sociales y una mayor inclusión financiera; la inversión privada en infraestructura y sectores estratégicos; mayor inversión pública e incremento de las exportaciones por la reconfiguración de las cadenas de valor globales y la posición estratégica de México.

 

En cuanto al estimado del precio de la mezcla mexicana de petróleo de exportación, la Secretaría de Hacienda elevó la previsión en 57 dólares por barril para 2019, es decir, 2 dólares por arriba de lo autorizado el año pasado, y 55 dólares para 2020.

 

Respecto a la cotización de la moneda nacional frente al dólar norteamericano, visualizó un precio promedio para 2019 de 19.5 pesos por dólar, 50 centavos por debajo a lo previsto inicialmente, y de 20 pesos por dólar para 2020.

 

En el rubro del gasto, la Secretaría añadió que este año no habrá inversión física en Petróleos Mexicanos, en la Comisión Federal de Electricidad ni en general en el gobierno federal, equivalente a 1.6 puntos porcentuales del PIB, con la finalidad de mantener una “trayectoria constante” del Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), equivalente a su vez al 45.1 por ciento del PIB para el 2020.

 

Aun así, el propio organismo calculó que para ese mismo año, los ingresos presupuestales disminuirán 1.7 por ciento real con respecto a lo previsto en la Ley de Ingresos de la Federación de 2019, “debido principalmente a menores ingresos petroleros”.

 

.