Misión solar India


Energía a debate, Mayo-Junio 2010


Este programa representa una oportunidad de desarrollo integral en beneficio de toda la sociedad, especialmente la de menores recursos.

Omar Guillén Solís*

Aun siendo una nación con poderío nuclear y capacidad aeroespacial, la India acaba de poner en marcha la Misión Solar Nacional Jawaharlal Nehru , que consiste en la coordinación del gobierno central indio con los gobiernos estatales en la promoción del crecimiento ecológico sostenible. El aprovechamiento de la radiación solar en esta nación tropical permite la descentralización en la distribución de la energía, en beneficio de la gente más desfavorecida y humilde.

La Misión Solar es una de ocho políticas de largo plazo dentro del Plan Nacional de Acción Climática que cuenta con un importante apoyo del Primer Ministro de la India para un ambicioso objetivo de instalación de 20,000 megawatts (MW) de capacidad solar para 2022. La Misión Solar en particular apunta al desarrollo y promoción de la energía solar para generación eléctrica y otros usos, con el principal objetivo de hacer competitivo el costo de la energía solar con el de fuentes convencionales de carbón.

La Misión vislumbra incentivos fiscales, incluyendo una exención de pago de impuestos por 10 años para las instalaciones solares, ya sean fotovoltaicas o térmicas (2010-2022), incluyendo los equipos, materiales y servicios asociados, aun siendo de importación. Propone también un impuesto de 0.20 rupias por cada 10,000 kcal en los combustibles fósiles para lograr el fondeo de la Misión. Contempla también el fondeo internacional para varios componentes.

La Misión propone la extensión de la oferta actual de préstamos al 2% de interés de los préstamos a 5 años para financiar calentadores solares de agua para uso doméstico y aquellos préstamos con una tasa entre 3% y 5% para la compra de sistemas de iluminación fotovoltaicos aislados para su uso en iluminación institucional y comercial. Otros incentivos van encaminados al apoyo de la fabricación local de los equipos.

UNA PRIORIDAD, BAJAR LOS COSTOS

Los niveles de insolación en la India varían entre 4 y 7 kWh/m² al día, lo que permite utilizar la radiación solar, ya sea para generación eléctrica o calentamiento, o mejor dicho, en sus aplicaciones fotovoltaica o térmica. Las aplicaciones de calentamiento a baja temperatura (hasta unos 80ºC) y las de tipo eléctrico, aisladas de la red, permiten una clara perspectiva de electrificación rural y también satisfacer a otras necesidades de electrificación, así como de calefacción o refrigeración en el medio rural o en un ambiente urbano. La principal restricción para la escalabilidad es la disponibilidad de espacio, ya que todas las aplicaciones de la energía solar requieren mucho de espacio.

En cuanto a costos, la energía solar es todavía cara con respecto a los costos de tecnologías convencionales. Un objetivo de la Misión Solar es el de crear condiciones, a través de un escalamiento acelerado e innovación tecnológica para así bajar los costos e inclusive igualarlos con la extensión de la red. La misión anticipa la paridad con la extensión de la red para el año 2022 y la paridad con tecnologías a base de carbón para el 2030. Se reconoce que esta trayectoria de costos dependerá del desarrollo de la tecnología y transferencia de la misma a nivel mundial. También se reconoce la existencia de varias aplicaciones solares para actuar de manera aislada de la red y así satisfacer necesidades en el medio rural, que ya son atractivas en cuanto a costos y permiten una rápida expansión.

OBJETIVOS, METAS Y ESTRATEGIA

Se contempla una inversión de 916,840 millones de rupias en los próximos 30 años. Se incluye un subsidio en intereses en el orden de 73 mil millones de rupias en el mismo periodo. Se incluye el objetivo de adicionar 20,000 MW para 2022 y 100,000 MW para 2030. Se contempla llevarla a cabo en tres fases, apuntando lograr la paridad con las fuen-tes convencionales a base de carbón para 2030.

Al término de cada plan se efectúa una evaluación del progreso, revisión de la capacidad y metas para fases subsecuentes, basándose en las tendencias de los costos y de las tecnologías involucradas, en el ámbito local y el internacional. El gobierno central indio contempla subsidiar actividades en caso de situaciones especiales en las cuales no se materialicen o los costos crezcan más rápido de lo proyectado.

De manera concreta, se contempla llegar a las siguientes metas:

• Crear un marco de política energética para el desarrollo de 20,000 MW en general para 2022

• Incrementar la capacidad en sistemas fotovoltaicos conectados a la red en 1000 MW al 2013, 3000 MW adicionales para 2017; estableciendo la obligatoriedad a las empresas eléctricas de comprare y despachar todo el fluido eléctrico de la fuente solar.

• Crear condiciones favorables para la fabricación nacional; particularmente en equipos de calentamiento de agua

• Promover programas de electrificación aislada, alcanzando 1000 MW para 2017 y 2000 MW para 2022

• Logra la colocación de 15 millones de metros cuadrados de colectores solares para calentamiento de agua para 2017 y 20 millones para 2022

• Llegar a 20 millones de sistemas solares de iluminación en el medio rural para 2022.

La primera fase anunciará el marco de la política energética para la culminación de los objetivos propuestos a 2022. El anuncio de las directrices creará el ambiente necesario para atraer a los desarrolladores de proyectos y a la industria para invertir en investigación, manufactura nacional y desarrollo de la generación eléctrica de origen solar y así crear la masa crítica para una industria solar nacional. Asimismo, se trabajará de manera cercana con gobiernos estatales, reguladores, compañías eléctricas y grupos locales de autogobierno por usos y costumbres para asegurar que las actividades planeadas se implementen de manera efectiva. Se tiene ya un grado de avance en este sentido, ya que los gobier-nos estatales han anunciado iniciativas para promoción de la energía solar, por lo que se prevé la Misión tenga un despegue rápido y efectivo.

El punto clave para la promoción de la electrificación de origen solar será a través de un mecanismo de obligación de compra de toda la energía generada de origen solar para todas las compañías eléctricas; con una contribución solar específica. Esta obligación de compra de energía será gradualmente incrementada mientras una tarifa fija de compra de ener-gía solar decrece con el tiempo.

La Misión en sus dos primeras fases dará promoción a los calentadores solares de agua, la cual es ya una tecnología probada y comercialmente viable. La Misión se propone una ambiciosa meta de asegura que todas las aplicaciones en el país, domésticas e industriales, se “solaricen” para 2022. La estrategia clave para la Misión será la de efectuar los cambios necesarios en la política energética para lograr este objetivo:

• Emitir una disposición normativa de aplicación general para la ins-talación de calentadores solares, incorporándola al Código Nacional de Construcción.

• Asegurar la introducción de meca-nismos efectivos para las pruebas y certificación de los fabricantes de sistemas solares para calentamiento de agua.

• Facilitar la promoción de estos dispositivos a través de instituciones y compañías eléctricas locales.

• Dar soporte a la actualización de tecnologías y capacidades de manufactura a través de préstamos a tasa baja, en vías de elevar su eficiencia y reducir costos.

LA OPORTUNIDAD EN COMUNIDADES AISLADAS

Una oportunidad clave para la electrificación de origen solar yace en las aplicaciones descentralizadas y fuera de la red. En áreas extensas y remotas donde la penetración de la red no es factible, resultan convenientes para la energía solar. Aseguran a que gente sin acceso a energía e iluminación vayan directamente a utilizar la alternativa solar, sin pasar por la trayectoria de crecimiento de las tecnologías convencionales a base de combustibles fósiles. El problema principal consiste en hallar la estrategia de financiamiento óptimo para solventar las altas inversiones de inicio en estas aplicaciones a través de apoyos gubernamentales.

Actualmente, esquemas basados en la evolución del mercado o inclusive micro-créditos han tenido una limitada penetración en este segmento. El Gobierno ha promovido el uso de aplicaciones descentralizadas a través de incentivos financieros y esquemas de promoción. AL tener la Misión Solar una meta clara de 1000 MW para 2017, que quizás pudiera considerarse pequeña, pero lo cual llevará a traer el beneficio a millones de viviendas en el medio rural. En este sentido la Misión planea:

• Proveer sistemas de iluminación con base fotovoltaica dentro del Programa de Electrificación del Ministerio de Energía Nueva y Renovable (MNRE, por sus siglas en idioma inglés) para dar cobertura a unos 10,000 pueblos y aldeas. La aplicación de estos sistemas se hará en asentamientos humanos sin acceso a la electricidad de la red, y desde que aproximadamente las poblaciones a beneficiar se gobiernan en un régimen tribal, con base en usos y costumbres, y con un alto grado de marginación, un 90% de subsidio se contempla. Para otras aldeas en las cuales ya cuentan con electricidad de la red, se implementarán, los sistemas se promocionarán con un modelo a base de mercado, a través de los bancos locales ofreciendo créditos a tasa baja.

• Preparar sistemas especiales centralizados para electrificación en redes aisladas (como es el caso de los territorios de Ladakh (Cachemira), en los Himalayas, y en las lejanas islas de Lakshadweep y de las Andamán y Nicobar).

La promoción de otras aplicaciones electrificadas fotovoltaicamente en un medio aislado está también contem-plada. Esto incluye a sistemas híbridos de electrificación con otras fuentes renovables adicionales, donde actualmente se utilizan generados res a base de diesel u otros combustibles para satisfacer necesidades de calentamiento o refri-geración. Estos dispositivos requerirán todavía de alguna intervención para bajar sus costos; no obstante la clave estará en proveer un marco de ayudas a los emprendedores que desarrollen este nicho de mercado.

Se tiene ejemplos de usos de energía solar para dar electricidad a computadoras que ayudan en el proceso de enseñanza en escuelas y hostales, al Sistema Nacional de Información de Mercados, máquinas ordeñadoras de vacas en la provincia de Gujarat, grupos de auto-ayuda para mujeres en la provincia de Jharkhand, refrigeración de medicamentos en diversos centros de salud. La Misión considera otorgar un subsidio a nuevos sistemas de esta índole hasta por un 30% del monto de inversión (el cual se irá declinando con el tiempo).

INVESTIGACION Y DESARROLLO

También se contempla una estrategia investigación y desarrollo (I+D). Primero, una mejora de calidad en los materiales existentes para la mejora de las eficiencias en los sistemas implementados, reducción de costos en los dispositivos y sistemas empleados, establecimiento de nuevas aplicaciones dirigiendo las actividades hacia la integración y la optimización. En segundo lugar, el desarrollo de tecnologías de almacenamiento con costos atractivos los cuales cumplan con diversas restricciones de almacenamiento, también el mejoramiento de los sistemas de concentración, aplicación de nanotecnología y el uso de materiales nuevos y mejorados.

Un Consejo de la Investigación Solar será el encargado de valorar la estrategia; tomando en cuenta los proyectos en curso, la disponibilidad de las capacidades de investigación, los recursos y las posibilidades de colaboración internacional.

Un ambicioso programa de desa-rrollo de recursos humanos, a través del “encadenamiento” de aptitudes y des-trezas, se establecerá para dar soporte y expandir un programa de energía solar a gran escala. En la Fase 1, al menos 1,000 jóvenes científicos e ingenieros recibirán incentivos para recibir capacitación especializada en diferentes áreas de la tecnología de la energía solar como parte del plan a largo plazo de la Misión en I+D.

Se implementarán proyectos demostrativos piloto dentro de las prioridades de desarrollo tecnológico y reducción de costos. La Misión, además, contempla la implementación de estos proyectos en la Fase 1; en adición a los ya iniciados por el MNRE, los cuales podrán ser implementados por inversionistas corporativos:

• Entre 50 y 100 MW de plantas solares térmicas entre las 4 y 6 horas de almacenamiento (las cuales pueden contemplar cubrir los picos de la mañana, de la noche o ambos; con factores de carga hasta del 40%)

• Una planta solar térmica de 100 MW con base en la tecnología específica de canal parabólico

• Una planta solar híbrida entre 100 y 150 MW, con complemento de carbón, gas o biomasa; para así cubrir variabilidades y restricciones de espacio

• Varias plantas solares con capacidad sumada entre 20 y 50 MW, con o sin almacenamiento; basadas en la tecnología de receptor central y helióstatos, con fluidos de trabajo como sales fundidas o vapor, y otras tecnologías emergentes.

• Sistemas fotovoltaicos conectados a la red; colocados en las azoteas de edificios y otras instalaciones gubernamentales; con dispositivos de medición neta.

• Sistemas de refrigeración solar para ubicarse también en edificios y otras instalaciones gubernamentales.

Las configuraciones y capacidades arriba mencionadas son indicativas y serán confirmadas después de consultas con todos los actores e interesados. Se implementar un proceso de licitación para las plantas solares demostrativas; las cuales ayudarán en la determinación de un mejor precio de la energía generada con solar. Se asegura que lleva un contenido máximo de componentes y mano de obra local. Dentro de los alcances de la licitación, se contempla una cláusula de transferencia de tecnología.

INCENTIVOS A LA FABRICACION

Uno de los objetivos de la Misión es tomar un papel de liderazgo mundial para la India en el ramo de las manufacturas de este particular sector (a través de la cadena de valor) y lograr una instalación entre 4,000 y 5,000 MWp para 2020; incluyendo capacidades de fabricación de silicio policristalino para que anualmente se puedan fabricar unos 2,000 MWp de celdas solares. India es ya un fabricante de paneles solares con una capacidad e 700 MW, la cual espera crecer en los años por venir. La capacidad actual de fabricación de silicio es muy baja, sin embargo, esperan una expansión rápida para satisfacer los mercados público y privado.

Actualmente no existe capacidad local de proyectos para generación eléctrica por alta temperatura de origen solar; además de requerirse la fabricación de colectores solares de concentración, receptores y otros componentes para satisfacer la demanda de proyectos de esta naturaleza.

Para lograr la meta de capacidad instalada, la Misión toma en cuenta las siguientes premisas:

• Creación de demanda local: El Plan de 20,000 MW instalados con un correcto nivel de incentivos; aunados a proyectos gubernamentales de tipo demostrativo o piloto harán el mercado indio más atractivo para los inversionistas

• Financiamiento e Incentivos: Los tratados internacionales como incentivos a la fabricación de componentes incluyen:

— Exenciones fiscales a las importaciones de equipos y materias primas

— Préstamos a baja tasa de interés, y prioridad por parte de las instancias financieras

— Paquete Especial de Incentivos para la creación de fábricas de dispositivos como silicio policristalino y película delgada para módulos solares. Bajo el esquema de incentivos del Departamento de Tecnologías de la Información, existen 15 especialidades en el campo de la solar fotovoltaica, dentro de los cuales se incluyen fabricación de celdas cristalinas, policristalinas y de película delgada; entre otras. La capacidad combinada de estos campos y proyectados al año 2022 entre 8,000 y 10,000 MWp serían suficientes para el cumplimiento de los objetivos de la Misión; inclusive después de exportaciones

— Es recomendable que los componentes fabricados incluyan la Estrella del Buró de Eficiencia Energética para aseguramiento de los más altos estándares.

Una serie de incentivos análogos se requieren para los dispositivos de concentración solar. Se tendrá un Comité para la formulación de las políticas para la promoción de estos dispositivos en el país.

Se contempla también la participación de los Estados en un esquema de facilitación de las actividades con los correspondientes permisos que les competan. También, la creación de 2 o 3 parques tecnológicos para fabricación de componentes. Esto llevará consigo la necesidad de infraestructura de apoyo a los parques; y la necesidad de ubicarlos cerca de grandes concentraciones urbanas con buenos accesos a puertos y aeropuertos para así asegurar un rápido acceso a materias primas de importación y personal de ingeniería e la más alta calidad.

REFLEXIÓN FINAL

México, también –como una nación de economía emergente con similar ubicación en cuanto a latitud geográfica, y por ende similares niveles de radiación solar que la India– requiere una estrategia de este tipo que tendría un alto potencial de aplicabilidad.

Consulte en este enlace la versión completa de este estudio (versión en formato pdf)


Energía a Debate es una revista bimestral de análisis y opinión
de temas energéticos, editada por: Mundi Comunicaciones, S.A. de C.V.


Noticias relacionadas
site stats