Gestión de la energía, reto para el mundo

29 / Ago / 2010
politica-energetica


Energía a debate, Septiembre-Octubre 2010



Energía verde a través de soluciones con la filosofía del ahorro y el crecimiento sustentable.

Daniel Abraham López Páez*



El uso eficiente de la energía es una preocupación creciente en nuestros días, ya sea por la necesidad que tienen las empresas de producir y competir a costos más bajos así como el deseo latente de disminuir la cantidad de emisiones de carbono al medio ambiente. Los retos de ahorro y mejor uso de la energía se han convertido en una tendencia mundial que genera iniciativas globales en procura de la conservación del planeta.

Conservación y eficiencia son variables fundamentales para satisfacer necesidades energéticas de nuestro mundo, frente a un panorama preocupante en donde la cuarta parte de la población mundial que reside en los países desarrollados, representa las tres cuartas partes del consumo de energía mundial.

El desarrollo y la tecnología han conllevado a que la gente sea más productiva, más conectada y por ende más globalizada, como lo demuestra los cerca de dos mil millones de personas que tienen conexión a internet. Sin embargo, este mismo desarrollo y crecimiento demográfico ha llevado a que la mayoría de la población mundial viva dependiente de la energía que se encuentra en todas partes, la misma que nos hace preguntarnos ¿cuánto cuesta?, ¿a dónde llega?, ¿a quién excluye?

En el año 2000, el consumo de energía se estimaba en 8.3 gigatoneladas- un millón de toneladas o mil millones de kilogramos de petróleo. Hoy en día, más del 70% del consumo de energético mundial proviene de actividades comerciales, industriales, y residenciales, tan solo en América Latina, México y Brasil son responsables del 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero, y si seguimos con esta tendencia, para el 2030, las economías emergentes incrementarán su demanda de electricidad en un 60%, siendo éstas generadoras del 47% del total de CO 2 .

La necesidad de energías alternativas y eficientes nunca ha sido mayor. Si queremos evitar el calentamiento global y el incremento de 2° C en la temperatura global, la demanda de petróleo debe disminuir para el 2020 y la demanda de energía relacionada con gases de efecto invernadero debe caer a 26.4 gigatoneladas en 2030. Para lograr esto debemos aprender a obtener el máximo de los recursos existentes y frenar la explotación de fuentes de energía no renovable y el deterioro ambiental.

Hacia el 2030, tres cuartas partes de las fuentes energéticas serán emisoras de CO 2 . Se prevén graves consecuencias si la temperatura global aumenta 3º C. Es por esto que la energía verde es una oportunidad. Las fuentes de energía renovables dentro de la mezcla energética pueden ser el doble en los próximos 20 años.

El reto es cada vez mayor. Hoy en día, hay 6 mil 700 millones de personas en el mundo, de las cuales mil 600 millones no tienen acceso a la electricidad. La misma que les pudiera dar oportunidad de progreso. A este panorama se suma que las economías emergentes compuestas por Brasil, China, India y Rusia aumentarán el consumo de su energía en un 70%. Hay una creciente necesidad energética. Si tomamos en cuenta que el consumo per cápita de China e India alcanzará el nivel de Estados Unidos, el consumo del mundo se triplicaría y aumentaría  más el número de personas que no tendría acceso a la electricidad.

En esta misión, el trabajo de Schneider Electric es determinante, ya que la empresa participa en el 73% del consumo de energía de los usuarios finales a través de productos y conocimiento que permiten desarrollar soluciones de eficiencia energética para edificios residenciales, comerciales, industriales y para procesos industriales, con el objetivo de generar ahorros medios de energía de hasta el 30%, como medio para hacer frente a los retos actuales del planeta.

Entonces el desafío para el mundo se debate entre producir más, o usar mejor la energía que tenemos, optimizando el costo de la misma a largo plazo. A este escenario se le ha denominado el dilema energético mundial. El crecimiento demográfico de los países en vías de desarrollo aumentará sus necesidades de energía. Se estima que la demanda mundial del petróleo aumentará en 50% durante las próximas décadas, mientras que el consumo de carbón y gas natural se duplicarán. Entonces, convendrá que las fuentes no renovables como el petróleo, el gas, y el carbón vayan siendo sustituidas por fuentes de energía renovables.

Las nuevas tecnologías se están desarrollando para satisfacer esta enorme necesidad, pero por sí mismas no podrán resolver el problema que enfrenta el mundo frente a la demanda de energía en los próximos 20 o 30 años.

Es por esto que el objetivo de aumentar la eficiencia energética (EE) forma parte de los compromisos con el medio ambiente que deben tener gobiernos, empresas y comunidad con el fin de lograr reducir las emisiones de CO 2 a la atmósfera, en virtud a los objetivos fijados por el Protocolo de Kyoto. Sin embargo, existen unos principios básicos que forman parte de los fundamentos de la eficiencia energética, los cuales viene desarrollando Schneider Electric y que nos permiten comprender la importancia de la energía para el mundo.

El uso eficiente de la energía significa producir más con menos. ¿Pero cómo lograrlo? A través de la implementación de estrategias inteligentes de administración, medición y mejor aprovechamiento de los insumos energéticos, pilares que se han convertido en la guía de trabajo para Schneider Electric que ha desarrollado una serie de soluciones adaptables a fin de bajar los costos de operación sin sacrificar el crecimiento de la compañía y que se puede convertir en modelo de desarrollo para otras empresas.

Generación de estrategias de desarrollo para el medio ambiente

Una parte fundamental en un proyecto de eficiencia energética es la asesoría, para lo cual el respaldo de expertos permite que la empresa reciba orientación no sólo en ahorro de energía, sino también en los procesos propios de su negocio. Este es el trabajo desarrollado por Schneider Electric que trabaja sus procesos bajo la adopción de cuatro pasos a seguir para la implementación y obtención de óptimos resultados de eficiencia energética.

Primer paso: medir

Como primera etapa se debe tener en cuenta la medición, solo lo que se mide se puede administrar, y por tanto, mejorar. Una solución de administración y monitoreo adaptable para las necesidades de cualquier empresa, consiste en la instalación, puesta en marcha, capacitación, y operación de redes de monitoreo que proporcionan la información necesaria para comenzar a identificar oportunidades de ahorro.

Esta herramienta permite la ubicación de costos de energía por línea de producción, realiza la comparación de costos con la compañía suministradora, analiza el perfil de costos de energía de acuerdo a horarios de operación y determina los costos por conceptos como HVAC (calefacción, ventilación y aire acondicionado), iluminación, proceso, refrigeración, entre otros servicios de soporte.

Segundo paso: analizar y corregir

Una vez personalizada la información generada por el sistema de monitoreo, es necesario que sea analizada para decidir las acciones que se van a tomar. Este análisis debe ser hecho en conjunto con los usuarios del sistema, operadores y gerentes de mantenimiento. Adicionalmente, se debe conocer la información de la factura eléctrica para hacer correcciones, historiales y propuestas con una excelente relación inversión-beneficio.

Tercer paso: controlar

Una vez que se ha analizado la información, es necesario implementar estrategias de control para optimizar tanto la red eléctrica, como la manera en que se consume la energía. En este aspecto, es conveniente verificar mensualmente la factura generada con base en mediciones propias, establecer metas de consumo, ahorro y retorno de inversión.

Cuarto paso: monitorear y mejorar

Para soportar estos procesos, existen soluciones que generan reportes de consumo de energía, suministrando información detallada sobre en que se gasta la energía y estableciendo prioridades de consumo. Esta plataforma puede ser complementada con soluciones integrales como controles automáticos de iluminación, controles de demanda y sistemas de monitoreo, soluciones de monitoreo de insumos (agua, gas, electricidad, vapor, etc.), variadores de velocidad para control de flujos, bancos para corrección de factor de potencia así como soluciones completas de automatización de edificios, filtros armónicos, reguladores de voltaje, etc.

De esta manera se evidencia la oportunidad de ahorro en todas partes: en la oferta, demanda, y en la interacción de los dos. En la oferta se encuentran las empresas que deben trabajar para lograr una generación y distribución más eficiente a través de alternativas verdes como la solar, eólica, cogeneración (calor y electricidad combinada) y por medio de la utilización de tecnologías limpias. Por su parte, en el segmento de la demanda se trabaja bajo el esquema de uso eficiente y conservación a través de la aplicación de la tecnología.


Energía a Debate es una revista bimestral de análisis y opinión
de temas energéticos, editada por: Mundi Comunicaciones, S.A. de C.V.

Noticias relacionadas
site stats