Economía circular y energía

30 / MAR / 2020
Gerardo Bazán Navarrete

 

Economía circular y energía

 

Por Ing. Gerardo Bazán Navarrete, Ing. Gilberto Ortiz y el Ing. Jesús Cuevas* para Energía a Debate

 

La crisis de los recursos y los problemas ambientales han impulsado el desarrollo de la llamada “Economía Circular (EC)”, que propone como premisa principal el uso eficiente de los recursos, entre ellos la energía, que representa un porcentaje importante de costos y uso de recursos en cualquier proceso industrial.

 

La EC es una propuesta que lleva años implementándose en diferentes partes del mundo, sobre todo en Asia y Europa, impulsada por la reglamentación ambiental con la puesta en marcha del “Acta Única Europea” y a partir del año 2015 el auge por el desarrollo sustentable que se manifiesta en el llamado “Acuerdo de París” que es el primer acuerdo vinculante contra el cambio climático.

 

Con la importancia que tomó el tema del medio ambiente, la legislación ha sido modificada y endurecida para impulsar con mayor fuerza el uso eficiente de la energía y el desarrollo y uso de energías limpias a nivel global.

 

Para la industria en general la EC contribuye en el cuidado del medio ambiente, por lo tanto la seguridad energética y el desarrollo sustentable que son fundamentales en el logro de este objetivo, además de fortalecer la economía de las empresas que lo implementen, al reducir costos en los procesos de producción.

 

A continuación podemos observar la diferencia entre la Economía Lineal y la Economía Circular y los beneficios que otorga su implementación.

 

Economía Lineal

 

Economía circular y energía

 (Fuente: Innovation Experience Agency)

 

El modelo tradicional de desarrollo mundial ha sido:

 

  1. La extracción de recursos en su estado natural
  2. Procesarlos
  3. Generar productos
  4. Consumirlos
  5. Para finalmente desecharlos

 

Economía circular

 

Economía circular y energía

(Fuente: Innovation Experience Agency)

 

En términos generales la “Economía Circular” propone que los recursos naturales que se han extraído, puedan recuperarse a lo largo del proceso para su uso nuevamente, convirtiendo la cadena de producción en una fuente de materia prima, como lo podemos observar en la gráfica de EC.

 

La energía puede llegar a representar para la industria hasta un 65% de los costos de sus procesos, por lo tanto es primordial trabajar en el uso eficiente de la energía, desarrollando esquemas de reutilización, que a mayor eficiencia impactarán de manera positiva en la reducción de los costos, además de apoyar el medio ambiente.

 

En la EC se propone la máxima utilización de los recursos, entonces la energía puede considerarse como un recurso energético adicional, ya que el ciclo que recorre la energía para llegar a la entrega final que se pone a disposición del consumidor, pasa por las diferentes etapas consumiendo energía en cada una de ellas, como lo podemos observar en la figura 1:

 

Figura 1

 

Economía circular y energía

 

Descripción de la figura 1:

 

La energía útil es la que se pone a disposición del consumidor y por lo tanto la fuente de energía debe sufrir una transformación para obtener una energía apta para su uso final.

 

Los usos finales se emplean para obtener un trabajo que se denomina energía útil, por ejemplo la gasolina que sirve para mover el automóvil tiene todavía otra transformación que consume energía y su eficiencia cuando más puede llegar al 30%, observándose que si se evita usar energía en estos procesos como los mostrados en la figura anterior , si cumplimos con las condiciones de la EC, que es minimizar la utilización de los recursos naturales y minimizar la cantidad de residuos, por eso es tan importante el uso eficiente de la energía, en este ciclo.

 

La EC en el mundo:

 

A nivel mundial, son muchas las organizaciones que han trabajado en su impulso y desarrollo, entre las que destacan:

 

--> El “Consejo Mundial de Negocios para el Desarrollo Sustentable” WBCSD por sus siglas en ingles World Business Council for Sustainable Development, destacando el trabajo sobre indicadores de transición circular.

 

--> La fundación Ellen MacArthur, que tiene como misión acelerar la transición a la EC.

 

--> El Foro Económico Mundial, WEF por sus siglas en inglés, World Economic Forum, que entre otros artículos destaca “Cuatro pasos clave hacia una economía circular

 

En la actualidad en México, se han desarrollado esfuerzos gubernamentales que han dado lugar a una hoja de ruta para migrar a una economía circular, con su “Declaratoria” en 2019 que marca el inicio de esta transición.

 

Uso eficiente de la energía

 

En diferentes documentos se refiere la preocupación por el aumento del consumo de energía por unidad de producción, el cual se ha debido, por una parte, al proceso de crecimiento, y por otra, por resultado de patrones de consumo que exceden a los que se observan en los países avanzados en los mismos sectores económicos. Por ello, se recomienda que el crecimiento de la capacidad de producción de energía vaya acompañado de medidas que se traduzcan en el aprovechamiento racional y en el ahorro de la misma.

 

Es importante señalar que no obstante el éxito en los programas de ahorro de energía, el sector energético tiene que realizar nuevas inversiones ya que el proceso de desarrollo que vive nuestro país implica mayores niveles de consumo per cápita a medida que se eleva la calidad de vida de los mexicanos. Esto último es una imperiosa necesidad.

 

La disponibilidad de recursos financieros, suficientes y oportunos, constituye un factor clave para el logro de los objetivos en materia de ahorro energía.

 

Historia del uso eficiente de la energía en México:

 

Los primeros trabajos fueron realizados por PEMEX y CFE, encabezados por el Ing. Jesús Sada Gamíz y Manuel De Diego de CFE y de Rafael Paredes de PEMEX, posteriormente el Dr. Edmundo de Alba creo la dirección de uso eficiente de energía, dirigida por el Ing. Gerardo Bazán, en la Secretaría de Energía Minas e Industria Paraestatal, trabajos que dieron lugar para que la Secretaría desarrollara el programa de uso eficiente de energía que se integró en México en el Programa Nacional de Energía 1984-1988 que implico un cambio en la política energética del país.

 

Destacamos que, gracias a la visión del Ing. Fernando Hiriart como Secretario de Energía, Minas e Industria Paraestatal y su asesor el Ing. Juan Eibenschutz, con la participación del Ing. Alberto Escofet entonces Subsecretario, además de haber contado con el invaluable apoyo de especialistas europeos proporcionados por la Comunidad Económica Europea, en fructífera cooperación, coronando con la publicación del libro “consumo de energía en la industria”. Así como el Seminario de Economías de Energía, que se desarrolló conjuntamente con la OLADE (Organización Latinoamericana de Energía).

 

Documentos que fueron piedra angular para el impulso de este tema en nuestro país.

 

Actualmente estos esfuerzos han visto su continuidad con el buen trabajo del Ing. Odón De Buen, en la CONUEE (Comisión Nacional de Uso Eficiente de la Energía).

 

Conclusiones:

 

o La EC, al impulsar el uso de los materiales en todos los pasos del proceso, hacerlos más eficientes y aumentar el uso de los productos que ya no se desechan, contribuye efectivamente a reducir el consumo de la energía que se utiliza en la producción.

 

o Otros factores claves para la transición a una EC, son el acceso a tecnología actualizada, la disposición para innovar los procesos, la iniciativa para desarrollar tecnología y aplicarla y la vinculación con las instituciones de educación superior e institutos de investigación.

 

o Los incentivos a la investigación aplicada y desarrollo tecnológico juegan un papel fundamental para contar con la tecnología necesaria para dar base a la transición a la economía circular. Este es un insumo fundamental para lograrla, ya que la adquisición de la tecnología de fuentes externas es más costosa y crea una dependencia que sólo se debe justificar para detonar un cambio o como complemento a la que se desarrolle en nuestro país. México cuenta con un capital humano muy capacitado y experimentado en las instituciones de investigación, en las empresas y además las instituciones de educación superior aportan al país numerosos egresados formados sólidamente en la ciencia teórica y aplicada.

 

o La conservación, ampliación y explotación racional de nuestros recursos son condiciones de esta modernización, por lo que se plantea la urgencia de la utilización eficiente de la energía con lo que al mismo tiempo se contribuye a proteger el medio ambiente, que es otra de las prioridades fijadas.

 

o La estrategia fundamental estriba en la modernización general del país y en particular de la estructura económica. La modernización se resume en los términos, productividad y competitividad, donde el ahorro y uso eficiente de energía es un componente básico para lograr estas condiciones.

 

Los autores agradecen los comentarios y revisión del Ing. Oscar Frías López para esta colaboración.

 

*/ Gerardo Bazán es Premio Nacional de Química (gerardorbn@Yahoo.com), Gilberto Ortiz es miembro del Consejo Químico y del Comité de Energéticos de Canacintra (gortizyasoc@gmail.com) y Jesús Cuevas es consultor independiente en temas de energía (jcuevasmx@ hotmail.com).

 __________________________________

 

Bibliografía:

 

“Consumo de Energía en la Industria”.- Secretaria de Energía, Minas e Industria Paraestatal con la participación de la Comisión de las Comunidades Europeas. IBSN 968-874-031-4. Junio 1988.

 

“Seminario de Economías de Energía”. “Eficiencia y ahorro de energéticos”- Secretaria de Patrimonio y Fomento Industrial, que se desarrolló conjuntamente con la OLADE (Organización Latinoamericana de Energía). Agosto de 1978.

 

.