Debe CFE 400 millones de dls por gas; se rehúsa a pagar

17 / MAY / 2021
Gas Natural

Debe CFE 400 millones de dls por gas; se rehúsa a pagar

 

Ulises Juárez, con información de Bloomberg

 

Luego de unos días que se diera a conocer que Petróleos Mexicanos (Pemex) fuera llevada a un arbitraje internacional por adeudos con tres empresas proveedoras extranjeras, ahora la Comisión Federal de Electricidad (CFE) está involucrada en un conflicto por un adeudo que ascendería a los 400 millones de dólares con el banco norteamericano Goldman Sachs Group.

 

Según una nota publicada por Bloomberg este lunes, el monto se deriva de una transacción de gas natural que realizó CFE Internacional, empresa subsidiaria de la CFE, para la generación de energía eléctrica en el contexto de la tormenta invernal que azotó el Sur de los Estados Unidos y Norte de México en febrero pasado, y que disparó los precios del energético.

 

“A medida que los proveedores y comerciantes de energía luchaban por rastrear el combustible para cumplir con sus obligaciones, los precios se dispararon”, recordó Bloomberg.

 

“El aumento benefició a las empresas que estaban en el lado correcto de las transacciones, pero su capacidad de cobrar depende de lo que suceda con los proveedores de gas, los generadores de energía y los clientes de servicios públicos, algunos de los cuales han presentado demandas por aumento de precios”, agregó.

 

De acuerdo con la agencia de noticias, gente de la CFE habría insinuado que al personal de Goldman Sachs le habría faltado “sofisticación financiera” durante las negociaciones.

 

“En conversaciones privadas con Goldman Sachs, la estatal Comisión Federal de Electricidad señaló a operadores cuestionables, expulsó a varios miembros de su personal e incluso insinuó que el lado que carecía de sofisticación financiera en la mencionada transacción, tal vez, era el banco de Wall Street”, citó.

 

Medios de comunicación han solicitado una postura por parte de la CFE, a cargo de Manuel Bartlett Díaz, con respecto a la información de Bloomberg, pero respondió a través de su área de Comunicación Social que no emitiría por el momento ningún comentario “hasta en tanto no se emita un fallo”.

 

Añadió que “no se quiere informar antes para no entorpecer ningún proceso”.

 

Previamente, a través del mismo canal, la empresa eléctrica estatal afirmó que tiene los elementos sólidos y suficientes para “verse favorecida en el fallo”.

 

Durante la contingencia ambiental, los precios del gas natural en el sur de Texas, de donde México importa el mayor volumen para sus plantas de generación eléctrica, se dispararon de un promedio de 3 dólares por millón de unidades térmicas británicas (USD/mmBTU), a casi los 1,200  USD/mmBTU en el peor de los casos.

 

A mediados de febrero, el gas producido en la región de Waha cotizó alrededor de los 200 USD/mmBTU, mientras que el de Oklahoma en Tulsa superó los 800 USD/mmBTU.

 

México, por su parte, dejó de recibir el gas debido a que las bajas temperaturas dificultaron las actividades de extracción de gas y otros hidrocarburos en los pozos productores de Texas, además de que el gobernador de la entidad, Greg Abbott, prohibió las exportaciones del gas fuera del estado para dar prioridad a los generadores locales.

 

Así, poco más de 42 millones de mexicanos en 26 entidades del país se quedaron sin servicio eléctrico.

 

Bloomberg refirió que a primera vista el contrato de gas natural entre Goldman Sachs y la CFE era “de rutina”, en donde las obligaciones del banco estaban vinculadas a un índice mensual de precios de la gasolina, mientras que CFE Internacional estaría expuesta a las tasas diarias en ciertos centros, como el centro de Waha en el oeste de Texas.

 

“El precio diario allí se multiplicó por casi 100, mientras que el precio mensual se mantuvo prácticamente sin cambios, lo que dejó a la subsidiaria de CFE ‘enganchada’ a una cantidad inusualmente grande. Pero en lugar de que el contrato se resuelva a favor de la firma de Wall Street, la situación se ha convertido en una disputa enconada”, dijo Bloomberg.

 

Agregó que la empresa productora del Estado argumentó que los comerciantes que iniciaron el trato en su subsidiaria no estaban autorizados para hacerlo, y algunos de ellos se han ido, según fuentes no identificadas de Bloomberg.

 

“CFE también aseguró que no debería tener que cumplir con el contrato debido al extremo e imprevisible precio y afirmó que Goldman no logró un contrato sólido ‘como una roca’ porque no obtuvo el consentimiento explícito de la empresa matriz como garante del intercambio, lo que socavó la capacidad del banco para obtener el dinero”, añadió.

 

Por el momento, ni Goldman Sachs ni la CFE han confirmado quién de las dos ha interpuesto la demanda en contra de la otra.

 

.