Innecesaria la energía nuclear con el potencial renovable

11 / NOV / 2020
Energía Limpia

Innecesaria la energía nuclear con el potencial renovable

 

Redacción / Energía a Debate

 

Si se toma en cuenta el enorme potencial que México tiene para las energías renovables, no es necesario considerar la energía nuclear como una opción para el país, señaló el Centro de Enseñanza Técnica y Superior (CETYS Universidad) de Baja California.

 

Jesús Mora Ramírez, coordinador de Ingeniería en Energías Renovables de esa casa de estudios con sede en Mexicali, capital de la entidad, aseguró que el uso de la energía nuclear ha demostrado que no es a prueba de errores.

 

“Cuando se ha visto implicada en accidentes, las consecuencias han sido lamentables. Eventos como el de Chernóbil, Rusia, en 1986, son precedentes a tomar en cuenta ante el interés de construir una planta nuclear en Baja California, manifestado en días recientes por la Secretaría de Energía (Sener) a través de su titular, Rocío Nahle”, consideró.

 

Durante su comparecencia ante la Cámara de Senadores con motivo de la glosa del segundo informe de gobierno del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, Nahle García anunció a finales octubre pasado que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se encuentra analizando la posibilidad de instalar una mini-nucleoeléctrica en la Península Baja California.

 

Sin dar más detalles, la funcionaria aseguró que también se deben realizar las consultas para el proyecto.

 

Mora Ramírez apuntó que un accidente nuclear genera daños medioambientales que duran por décadas, y afectan la vida humana por varias generaciones.

 

Entre las consecuencias, mencionó agua contaminada, tierra que no puede usarse para sembrar, deformidades, cáncer y enfermedades genéticas hereditarias, son algunos de sus principales efectos.

 

Además, la nube radiactiva se esparce por kilómetros a la redonda llevando la toxicidad a ciudades vecinas.

 

“El riesgo de desastre parece un asunto simple, pero esta sencilla razón es suficiente para no construir ninguna planta nuclear en ningún lugar del mundo”, aseveró.

 

Por otra parte, tomando en cuenta su enorme potencial para generar energías renovables, “no es ni siquiera necesario considerar la energía nuclear como una opción en México”, estimó el académico.

 

Citó cifras de la Prospectiva de Energías Renovables 2016-2030, editado por la Sener, en donde se establece que México podría operar hasta 61% de su sistema eléctrico con el aprovechamiento de las fuentes eólica y solar solamente, integrándose eficientemente en el sistema eléctrico mexicano.

 

Derivado de ese documento, el mayor potencial de generación con cada fuente renovable es eólica: 87,600 GWh, solar: 6,500,000 GWh, biomasa: 11,485 GWh, hidráulica: 44,180 GWh y geotérmica: 52,013 GWh.

 

Actualmente, la central nucleoeléctrica de Laguna Verde, en Veracruz, genera unos 13,000 megawatts en promedio al año, lo que representa 4.3% del total nacional.

 

“Ante este panorama, no es solamente innecesario hablar de energía nuclear en México, sino es contrario a la tendencia actual en el desarrollo de energías renovables nacional”, dijo el Mora Ramírez.

 

Refirió que hasta ahora, el mejor argumento a favor de la energía nuclear es su costo, que de acuerdo con datos del Instituto de Energía Nuclear de EUA puede producirse por menos de 3.4 centavos de dólar por kilowatt-hora (kWh), y hasta 4.3 centavos las más costosas, frente a los entre 5 y 7 centavos que cuesta el KWh de energía eólica y los 13 centavos de costo de la energía solar fotovoltaica.

 

“Sin embargo, es importante reconocer que los costos de producción de energía con fuentes renovables están descendiendo significativamente año con año, haciendo más atractiva su aplicación y preferencia sobre otros tipos de generación”, aclaró.

 

Añadió que México tiene un lugar privilegiado en el mundo por su diversidad de climas, lo que facilita la adopción masiva de generación de electricidad con fuentes renovables.

 

“El potencial de generación verde de electricidad es suficientemente conveniente como para considerar la energía eólica, solar, hidráulica, geotérmica y biomasa, mucho antes que la energía nuclear. Incluso si no se tuviera potencial de ninguna otra fuente renovable, hay otras estrategias para evitar el uso de la nuclear, cuyos riesgos medioambientales y de salud son mucho más grandes que los beneficios económicos. En pocas palabras, abrir una planta nuclear no es recomendable en Baja California, ni en ningún otro lugar de México”, concluyó el Coordinador.

 

.