Termoeléctrica de Tula causa muertes prematuras: expertos

07 / MAY / 2020
Electricidad

Termoeléctrica de Tula causa muertes prematuras: expertos

 

Redacción / Energía a Debate

 

Especialistas en medio ambiente y energía participaron en el Foro “Contaminación Atmosférica y Salud Pública en el Valle de México” para resaltar los efectos negativos en el medio ambiente y en la salud pública por la quema de combustóleo en la Central Termoeléctrica de Tula, en Hidalgo.

 

Convocados por la Senadora Xóchitl Gálvez, los participantes manifestaron su preocupación por los altos índices de contaminación que emanan principalmente de la quema de combustóleo en la Central; que la convierte en la fuente fija más importante en el centro del país.

 

De acuerdo con los especialistas, la zona centro es un claro ejemplo de los efectos negativos del uso de combustóleo para la generación de electricidad, ya que sus emisiones contaminantes se dispersan a toda la Zona Metropolitana del Valle de México afectando no sólo la calidad del aire, sino con efectos irreversibles a la salud de los más de 20 millones de habitantes en la región.

 

Adrián Fernández, director ejecutivo de la Iniciativa Climática de México, apuntó que la planta termoeléctrica tiene impactos en salud (morbilidad y mortalidad prematura), lo cual cobra relevancia en tiempos del COVID-19.

 

El ambientalista Gabriel Quadri de la Torre señaló que el combustóleo empleado en la Termoeléctrica de Tula tiene un porcentaje de entre 3% y 4.2% de azufre, por lo que viola la NOM 016 de la Comisión Reguladora de Energía que establece que en las zonas metropolitanas y en corredores industriales prioritarios, el combustóleo no podrá tener más del 2% de azufre.

 

Tania López, coordinadora de proyectos en el World Resources Institute de México, resaltó los efectos de las partículas PM2.5, que se desprenden por la quema de combustóleo, como uno de los contaminantes con mayor riesgo a la salud. “De acuerdo con estadísticas mundiales, las PM2.5 son el primer factor de riesgo medio ambiental de muerte prematura en México.”

 

Horacio Riojas, director de Salud Ambiental en Instituto Nacional de Salud Pública, resaltó que en las ciudades mexicanas se duplican los niveles de contaminación respecto a las recomendaciones de la OMS, tal es el caso de las partículas PM2.5. Además, agregó que “el tema salud es el resultado final de los procesos de contaminación, pues al final alguien está pagando y ese alguien es la población, que eventualmente tiene un impacto en los servicios de salud pública.”

 

Gustavo Sosa, representante del Instituto Mexicano del Petróleo, señaló que las grandes fuentes generadoras de energía se basan en procesos de combustión y explicó cómo se dan los procesos meteorológicos, cómo lluvias y corrientes de aire, que hace que las emisiones contaminantes se dispersen hacia toda la región metropolitana.

 

Por su parte, Adolfo Hernández, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), presentó una modelación sobre los consumos de combustible por parte de la Central Termoeléctrica Francisco Pérez Ríos, propiedad de la CFE. En el estudio se compararon escenarios de uso de combustóleo (con 3.5% y 2% de azufre) y gas natural. Señaló que el uso de gas natural reduciría las emisiones de partículas PM2.5 y PM10, mejorando considerablemente la calidad del aire de la ZMVM.

 

Beatriz Cárdenas, asesora senior en Calidad del Aire del World Resources Institute de México, señaló a la termoeléctrica de Tula como uno de los temas que siempre han estado pendientes.

 

La senadora Xóchitl Gálvez concluyó el foro diciendo que “la ciencia; los académicos, han hecho su trabajo (…) es claro el impacto que tienen estas fuentes de contaminación en la región (…) es obvio que la salud de las personas en esta región se está viendo afectada,” y por lo tanto advirtió que los políticos deben responder a los ciudadanos.

 

Asimismo, informó sobre un punto de acuerdo, previamente inscrito en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, que se presentará en la Comisión de Energía y se espera sea discutido y aprobado. Dicho acuerdo ha sido firmado, hasta el momento por veintidós senadores. No obstante, la Senadora Gálvez puntualizó que a medida que se conozca, se sumarán más, independientemente del partido ya que “este tema le pega lo mismo a un militante de un partido que de otro (…) todos respiramos el mismo aire. Este no es un tema político, sino técnico”. Finalmente, puntualizó que, una vez aprobado, se sentarán con los actores responsables de la Central Termoeléctrica: la Secretaría de Energía, la CFE e inclusive PEMEX para conocer, de manera directa, sus planes.

 

.