Mercado eléctrico: oportunidades para compradores

31 / JUL / 2019
Electricidad

Mercado eléctrico: oportunidades para compradores

 

Hans Kohlsdorf / para Energía a Debate

 

El Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) presenta actualmente un repunte interesante. Este breve artículo busca resaltar las oportunidades disponibles para grandes consumidores y generadores innovadores.

 

Se observa una evolución positiva a pesar de la cancelación de las subastas. Sí, ¡tal cual! La ausencia de las subastas ha llevado finalmente a que los grandes generadores “descubran” al consumidor y lo identifiquen como un potencial cliente muy importante.

 

Aunque las tres subastas realizadas tuvieron mucho éxito y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) logró comprar energía a precios mundialmente bajos, a los generadores se les hacía fácil instalar una central eléctrica y que el gobierno a través de la CFE comprara el 100 por ciento de su generación. Tanto para los generadores como para el sector financiero era una situación muy cómoda, que les permitía operar sin tener que tomar en cuenta las necesidades de consumidores industriales y comerciales.

 

Las ofertas de los generadores y las estructuras financieras buscaban forzar a los usuarios a firmar contratos lo más parecidos posible a los contratos que se estaban firmando con el gobierno a través de la CFE. Es una situación inexistente en otras industrias que también requieren altos niveles de inversión como la minera, cementera o acerera. Ningún cliente de estas industrias firmaría jamás un contrato de tan largo plazo con precios fijos.

 

Los requerimientos de los consumidores son muy diferentes y la creciente importancia de la eficiencia energética en sus procesos, la flexibilidad en el consumo y la estructura de sus contratos de venta hacia sus clientes hacen que las compras de largo plazo sean inconvenientes.

 

Ahora, en ausencia de las subastas, se abre ahora una gran oportunidad. Estamos viendo que un aumento significativo en la oferta favorece al consumidor y premia a los generadores que se esfuerzan por entender los requerimientos de sus clientes. Sin subastas, hay condiciones más reales de mercado.

 

El principal impacto favorable al gran usuario es la relación entre precios y plazos de contratación. A grandes rasgos se pueden ver tres escenarios:

-        Precios relativamente altos ligados a plazos de hasta 5 años

-       Una significativa reducción de precios al contratar por 10 años

-       Casi cero ventajas de extender el plazo de compra más allá de 10 años

 

 

Mercado eléctrico: oportunidades para compradores

 

Los industriales pueden ahora alinear su compra a los horizontes de tiempo para los cuales tienen visibilidad en sus precios de venta.

 

Siempre ha sido un grave riesgo adquirir obligaciones que no están alineadas con las ventas. Todos conocemos ejemplos del pasado reciente en que empresas especularon con tasas de interés y/o tipos de cambio y quebraron sus empresas. Un industrial siempre se siente incómodo cuando la compra de sus insumos no está en línea con sus ventas.

 

Nadie quiere que las fluctuaciones de precios de la electricidad sean la causa de nuevos descalabros financieros. Recordamos cómo el aparente impacto positivo de las bajas tasas de interés, por endeudarse en dólares americanos, llevó a descuidar los efectos de una devaluación. Muchas empresas han especulado con el precio de los commodities y tarde o temprano han pagado un precio muy alto.

 

En el mundo de la energía vemos un impacto adicional muy importante: el avance tecnológico favorece cada vez más las nuevas fuentes de energía cuyos costos se están reduciendo de manera exponencial. El avance de la generación distribuida y de soluciones de almacenamiento agrega todo un nuevo universo de oportunidades. Así en el sector eléctrico, estamos viviendo una transformación tecnológica similar a la vivida en informática y telecomunicaciones.

 

·         Socio fundador de E2M Energy to Market, Suministrador Calificado y Generador.

 

.