Impugnará CFE laudo sobre hidroeléctrica de Chicoasén II

02 / JUL / 2020
Electricidad

Impugnará CFE laudo sobre hidroeléctrica de Chicoasén II

 

Redacción / Energía a Debate

 

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) impugnará un laudo emitido por la Corte de Arbitraje Internacional con sede en Londres, Inglaterra, en favor del consorcio formado por empresas mexicana, costarricense y china que habían ganado el contrato para la ampliación de la hidroeléctrica de Chicoasén, en Chiapas.

 

De acuerdo con el columnista del diario El Financiero, Darío Celis, la compensación al consorcio internacional por parte de la empresa productiva del Estado sería por 200 millones de dólares.

 

“Estamos evaluando la resolución con el fin de llevar a cabo su impugnación ante la jurisdicción nacional con base en los recursos procesales previstos para estos casos en el Código de Comercio”, dijo esta tarde Luis Bravo Navarro, coordinador de Comunicación Corporativa de la empresa eléctrica, mediante un comunicado dirigido a la opinión pública.

 

En 2015, la CFE licitó el proyecto de Chicoasén II, ampliación de 240 megawatts (MW) de la hidroeléctrica del mismo nombre, resultando ganador el consorcio conformado por las empresas CAABSA Construcciones; Grupo Omega Construcciones Industriales, y la chino-costarricense Sinohydro, filial de PowerChina.

 

La obra se vio suspendida por problemas con las comunidades aledañas a los trabajos, así como por desacuerdos sindicales de las empresas involucradas, por lo que el consorcio interpuso un arbitraje argumentando que la CFE no había otorgado suficientes garantías de seguridad para el desarrollo de la ampliación de la hidroeléctrica, cuya inversión inicial era de 386.4 millones de dólares, según los datos de Celis.

 

En su comunicado, Bravo Navarro refirió que el juicio arbitral contra la CFE fue promovido en octubre de 2016, por lo que “se trata pues de una herencia litigiosa de la pasada Administración, la que decidió encomendar la atención de dicho procedimiento a una firma externa de abogados”.

 

Bravo Navarro prosiguió diciendo que al 1 de diciembre del 2018, fecha de la entrada de las nuevas autoridades de la CFE, “ya se habían realizado las etapas sustantivas del arbitraje y virtualmente sólo restaba el acto de la emisión del laudo, lo que sucedió un año y seis meses después”.

 

Asimismo, el comunicador rechazó que la toma de las instalaciones de la obra ni el acceso a la misma a los trabajadores hubiera sido responsabilidad de la Comisión a cargo de Manuel Bartlett Díaz.

 

“Cabe decir que el resultado adverso se basó esencialmente en el argumento de que, a juicio del tribunal arbitral, CFE no garantizó el acceso al sitio de la obra, la cual fue tomada por grupos políticos de la zona. Lo que evidentemente de ninguna manera constituía una obligación a cargo de esta Empresa Productiva del Estado”, puntualizó.

 

Con base en lo anterior, la CFE afirmó estar evaluando la resolución de la Corte de Arbitraje Internacional con la finalidad de llevar a cabo su impugnación en la jurisdicción nacional.

 

.