Dialogan sobre ciberseguridad en el sector eléctrico

15 / NOV / 2018
Electricidad

Dialogan sobre ciberseguridad en el sector eléctrico

Redacción / Energía a Debate

 

México debe aprovechar la digitalización para mejorar la confiabilidad y la ciberseguridad en el sector eléctrico. Ésa fue la conclusión de expertos del sector público, privado y la academia que participaron en dos foros realizados esta semana en el marco de la alianza energética (AE) entre México y Alemania.

 

Se celebraron los eventos para impulsar el diálogo sobre la digitalización en el desarrollo de sistemas eléctricos frente al desafío que representan los potenciales ciberataques a la infraestructura del sector. El primer evento, “Ciberseguridad en el sector eléctrico”, se llevó a cabo el 13 de noviembre y fue organizado por la AE, implementada por la Cooperación Alemana para el Desarrollo Sustentable (GIZ), en coordinación con la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y el Centro Nacional de Control de la Energía (CENACE). En dicho encuentro los asistentes tuvieron la oportunidad de adquirir e intercambiar conocimientos con expertos tanto de las instituciones organizadoras como de la Escuela de Regulación de Florencia, el Instituto de Investigaciones en Energía Eléctrica (EPRI), el Instituto Nacional de Electricidad y Energías Limpias (INEEL) y la Asociación Alemana de Energía e Industria del Agua (BDEW). De la misma manera, se presentaron casos prácticos de países como Alemania, Estonia y México, este último a través de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). En las sesiones se discutieron desafíos comunes, las políticas y regulaciones asociadas a la protección de infraestructura crítica que subyacen a la digitalización, y la seguridad cibernética en el sector eléctrico.

 

El segundo evento, “Encuentro entre Blockchain y energía”, se llevó a cabo los días 14 y 15 de noviembre. Además de la Alianza Energética y la CRE, participaron Blockchain Lab y DKTI Solar, de la GIZ. En este evento, los asistentes conocieron la aplicación Blockchain para redes privadas a través de experiencias internacionales como la de Estonia, país precursor en el uso de esta tecnología para facilitar operaciones de gobierno; y Chile, quien ha iniciado la transformación en Latinoamérica con el uso de plataformas abiertas en el sector regulatorio de energía, así como el uso potencial para detectar ciberataques para darle mayor confiabilidad a la red eléctrica.

 

De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo, el cibercrimen le cuesta al mundo hasta 575 mil millones al año, lo que representa 0.5% del producto interno bruto global. En ese sentido, diseñar, mejorar y fortalecer los sistemas eléctricos, es una tarea estratégica, ya que de ello dependen distintas actividades económicas, y servicios indispensables que garantizan la seguridad y el bienestar de la población. Es por ello que México publicó en 2017 la Estrategia Nacional de Ciberseguridad con la visión al año 2030, y desde la parte regulatoria, la CRE publicó el Código de Red.

 

México y Alemania pretenden ser socios estratégicos en la cooperación dirigida al sector energético. Por encargo del Gobierno Federal de Alemania, la GIZ apoya a las instituciones mexicanas para aumentar la sostenibilidad del sistema energético a través del impulso de las fuentes de energía renovable y la eficiencia energética. Para alcanzar dichos objetivos e impulsar sistemas y mercados energéticos más seguros, confiables y ambientalmente sostenibles, la GIZ implementa programas y actividades de fomento y divulgación, de capacitación, de intercambio de mejores prácticas y de sensibilización y asesoría especializada.

 

El fortalecimiento de la ciberseguridad y el impulso a nuevas tecnologías como Blockchain no conocen fronteras. Es por ello que eventos como estos son una muestra de los beneficios de la cooperación internacional. La colaboración de la GIZ en México con la CRE y el CENACE se articula mediante las áreas de asuntos internacionales y de vinculación institucional donde se identifican oportunidades de colaboración y se instrumentan programas de trabajo para desarrollar regulaciones más eficaces y operaciones más confiables en el Sistema Eléctrico Nacional y el Mercado Eléctrico Mayorista.