Contrarreforma energética, a mitad de sexenio: Bartlett

11 / OCT / 2019
Electricidad

Contrarreforma energética, a mitad de sexenio: Bartlett

 

Redacción / Energía a Debate


La Comisión Federal de Electricidad (CFE) puede “rescatarse” y producir energía sin necesidad de reformar la Constitución, afirmó Manuel Bartlett, Director General de la empresa en su comparecencia ante la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados con motivo de la glosa por el Primer Informe de Gobierno.


Sin embargo, advirtió que podría haber una reforma energética a mitad de sexenio y que la gran cantidad de permisos que ha otorgado la Comisión Reguladora de Energía (CRE) a particulares es causa de la congestión en la transmisión de energía, por lo que la Secretaría de Energía (Sener) debe acotar la concesión de permisos.


Bartlett sostuvo que la instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador es generar energía y reposicionar a la empresa en el mercado energético, generando en vez de comprar energía, respetando el orden legal y previendo una reforma energética hasta la mitad del sexenio.


"Hacemos un cambio que esté más de acuerdo con los principios que hemos sostenido siempre de una energía eléctrica al servicio del desarrollo de México, guardián de la soberanía nacional”, dijo Bartlett, pero enfatizó que “la energía debe ser un instrumento del Estado y no estar fragmentado en intereses particulares”.

 

Afirmó que la CFE subsidia a los generadores privados, porque las tarifas que pagan por la transmisión no son justas y significan "un subsidio más que la CFE da los privados".


Manifestó que las energías renovables o limpias, como la solar y la eólica, no son una solución a los retos energéticos que enfrenta el país, como es el abasto de este servicio a 43 millones de mexicanos, y como argumento citó a países de Europa que han optado por las tecnologías renovables para generar electricidad. Aun así, la CFE está a favor de las energías limpias e impulsa la hidroeléctrica, "la más barata".


En cuanto al tema de los gasoductos, Bartlett afirmó que “la CFE pagaba el gasoducto y los privados se quedaban con el gasoducto. No era la mejor forma de establecer una relación comercial. El tema principal de la negociación fue: la tarifa debe de ser lo que cuesta el transporte del gas de Texas a México. Tenían que modificarse los contratos para que dejara de ser una tarifa, o sea un pago del ducto, y convertirse en una tarifa de transporte con las empresas”.

.