Cambios a la ley, riesgo para la industria de autos eléctricos

18 / JUN / 2021
Electricidad

Cambios a la ley, riesgo para la industria de autos eléctricos

 

Redacción, con información de Portal Movilidad

 

Las recientes reformas a la Ley de la Industria Eléctrica (LIE) y la autorización vigente para la importación de vehículos eléctricos usados van en detrimento de la electromovilidad en México, consideró la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

 

“La reciente reforma eléctrica puede significar algún tipo de obstáculo”, afirmó el presidente de la Asociación, José Zozaya Délano, durante el foro especial “Movilidad Eléctrica en México” organizado por Portal Movilidad. “Creo que va un poco en sentido contrario a la tendencia global”, agregó.

 

Debido a ello, el presidente de la organización hizo un llamado para trabajar conjuntamente entre todos los actores para dar las condiciones necesarias y alcanzar este objetivo común.

 

Por el momento la LIE se encuentra suspendida indefinidamente por orden de un juez federal en materia administrativa especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones, hasta que no se dicte una sentencia definitiva.

  

Por otro lado, el dirigente de AMIA manifestó que la apertura a vehículos eléctricos usados del exterior es un grave problema para consolidar al país como fabricante en esta industria, lo que termina por repercutir en el consumo local.

 

El 4 de septiembre de 2020 entró en vigor el Decreto que modifica la Tarifa de la Ley de Impuestos Generales de Importación y de Exportación, firmado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, por el que se redujo de 50% a solo 15% el arancel a la importación de unidades eléctricas usadas provenientes de cualquier parte del mundo.

 

La tarifa de 50% aplica a los automóviles usados con base en las otras tecnologías.

 

En su momento, la industria establecida en territorio nacional se pronunció en contra de tal medida. La AMIA advirtió que México podría convertirse en el “basurero de chatarra” principalmente china e hindú.

 

Por su parte, la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) agregó que la preferencia arancelaria ni siquiera pone ninguna limitante en cuanto al origen ni la antigüedad de las unidades.

 

Las ventas de vehículos eléctricos en México apenas superan el 2% del total, número que aún es muy bajo. Sin embargo, el crecimiento es notable dado que de marzo de 2020 a marzo de 2021 se observó un incremento del 69%.

 

“La autorización para importar vehículos eléctricos usados ponen en alerta a la industria”, señaló Zozaya, quien añadió: “Consideramos relevante nuestra participación en el diálogo para ir regulando esto de una forma adecuada. Tenemos que incentivar la producción o importación de vehículos híbridos y eléctricos nuevos”.

 

No obstante, afirmó que desde la Secretaría de Economía encuentra una gran apertura y preocupación en este tema, así como también a diputados y senadores muy afines a estas ideas dado que «están muy conscientes a dónde va el mundo».

 

En ese sentido, el presidente de la AMIA destacó el lugar que el país ocupa en el rubro automotriz en el mundo, al colocarse en el cuarto lugar como exportador de autos y séptimo de vehículos ligeros. Es por esto que descuidar la producción local y no facilitar la importación o fabricación de autopartes puede destronar a la nación del ranking global.

 

“Las posiciones de liderazgo se podrían perder si México no es capaz de tener el mercado de autopartes disponible económicamente y a una distancia que le de la seguridad a los socios de AMIA de que su producción podrá siempre estar a tiempo”, apuntó Zozaya.

 

“Se trata de una inversión a un México más moderno, limpio y a una movilidad más económica al final del día. Ahí es donde hay que invertir entre todos. Como asociación estamos provocando la intercomunicación entre mis jefes, los socios y el sector público para lograr estos objetivos”, concluyó.

 

.