Los trazadores, vitales contra el mercado ilícito de combustibles

22 / ENE / 2019
Downstream

Los trazadores, vitales contra el mercado ilícito de combustibles 

 

Redacción / Energía a Debate

 

Los trazadores funcionan como una marca indeleble e invisible que permite saber la procedencia y origen de los combustibles, ayudando a evitar el robo y comercio ilícito de éstos. A Petróleos Mexicanos (Pemex) le han interesado los sistemas de marcado de combustibles desde 2004 para reducir las pérdidas causadas por acciones delictivas, pero, a diferencia de muchos países, no los ha aplicado sistemáticamente.

 

En 2016, Pemex realizó un programa piloto de uso de trazadores en una muestra de 360 estaciones de gasolina y los resultados arrojaron que 148 estaciones reprobaron el análisis y resultaron sospechosas de recibir gasolina de dudosa procedencia.

 

Según el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, las pérdidas por robo de combustible equivalen a más de 60 mil millones de pesos al año. Un sistema de trazabilidad eficaz ayudaría a luchar contra estas acciones perjudiciales.

Un marcador molecular es la tecnología más eficaz para lograr ese propósito, según la empresa suiza SICPA. “El marcador molecular sólo se necesita en cantidades muy pequeñas y puede añadirse manualmente o inyectarse directo y de forma automática en el combustible. Se pueden detectar variaciones mínimas en la concentración”, comentó un vocero de esta compañía, la cual ha tenido experiencias exitosas en países en desarrollo como Filipinas, Mozambique, Albania, Uganda y Tanzania, en los esfuerzos para erradicar mercados ilícitos de combustibles.

 

En esos países, se han erradicado prácticas fraudulentas en las ventas de gasolinas, gracias a sofisticadas soluciones de marcado molecular, así como a otras medidas jurídicas y regulatorias, aplicadas correctamente.

 

Combinado con módulos de gestión de datos, esto permite el seguimiento, control y contabilidad de los volúmenes comercializados. Un enfoque aplicable a los combustibles desde la terminal de almacenamiento y distribución hasta el consumidor final, permite detectar fraudes y asimetrías, señaló.

 

Este sistema, basado en el marcado molecular invisible, es mucho más eficaz que los que están basados en colorantes u otros productos químicos que pueden ser lavados, comentó.