Busca Rengen participar en construcción de Dos Bocas

12 / FEB / 2019
Downstream

Busca Rengen participar en construcción de Dos Bocas

 

Ulises Juárez / Energí­a a Debate

 

La empresa mexicana de infraestructura energética, Rengen Energy, expresó su deseo de participar en la construcción de la nueva refinerí­a de Dos Bocas, Tabasco, así­ como en la modernización de las seis existentes que conforman el Sistema Nacional de Refinación.

 

En conferencia de prensa, Oscar Scolari Romero, CEO de la empresa, confió en que las bases de licitación para la planta de Dos Bocas podrán salir en marzo o abril de este año.

 

Añadió que son 6 o 7 grupos que están compitiendo por el contrato y destacó el factor tiempo para el éxito de la obra.

 

Al respecto, dijo que los tres años planteados por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador como plazo para la construcción de la nueva planta son viables, aunque aclaró que cuando se cuenta con poco tiempo para una obra de ese tamaño, se está más propenso a cometer errores y, con ellos, pérdidas económicas.

 

Especificó que la construcción de la nueva refinerí­a consistiría en ocho o diez paquetes, cada uno de los cuales requerirí­a una inversión de aproximadamente 700 millones de pesos.

 

Según estimaciones del gobierno federal, la refinería de Dos Bocas, a ubicarse en el municipio de Paraí­so, Tabasco, tendrá un costo de 155 mil millones de pesos. La obra ha presentado algunos contratiempos, como una multa por 13 millones 900 mil pesos a la empresa SCCA encargada del desmonte de los terrenos donde se ubicará la planta por violaciones a la ley forestal.

 

Respecto a la modernización de las seis refinerías existentes, Scolari Romero estimó que cada una requerirí­a unos 500 millones de dólares, lo que en total sumará 3 mil millones.

 

Consideró que esta inversión no debe verse como un gasto, sino como una inyección de capital para potenciar de nueva cuenta a la producción de combustibles del paí­s.

 

Advirtió sobre la urgencia de modernizar las refinerí­as existentes, pues dijo que es más peligroso que operen en las condiciones actuales porque pueden darse accidentes.

 

De acuerdo con sus cálculos, Scolari señaló que la modernización de las seis plantas podrí­a llevarse a cabo en tres años.