Pemex cierra la llave

28 / ABR / 2020
David Shields

Pemex cierra la llave

 

 

Menos consumo, menos inversión, falta de capacidad de almacenamiento. Por esas razones, se desplomará la producción petrolera de Pemex en las próximas semanas. La demanda del petróleo y sus derivados está cayendo a casi la mitad en México y en el mundo. Pemex, como otras petroleras, no ha querido cerrar operaciones y recortar gastos, pero la saturación de los mercados y los petroprecios en mínimos históricos persistirán y obligarán a hacerlo.

 

Los tanques de almacenamiento en Pemex ya están llenos y ya no llegan buquestanque a cargar crudo, amén de que se decretó fuerza mayor en la recepción de cargamentos de gasolina. Pemex Exploración y Producción (PEP) tendrá que cerrar más de los 400 mil barriles diarios de producción de crudo que México no quiso recortar a petición de la OPEP.

 

Además, se acaba de ordenar un nuevo recorte al gasto de PEP. Se aplicará una disminución de 40 mil 500 millones de pesos, equivalente al 15 por ciento de su presupuesto de inversión, ubicando el nuevo techo anual en 229 mil 359 millones de pesos.

 

Se estima que PEP requiere un gasto de capital de entre 15 y 20 mil millones de dólares para mantener los niveles de producción de crudo y reponer las reservas petroleras. Pero con este nuevo recorte y el ajuste cambiario, estará invirtiendo sólo 9 mil millones de dólares este año. Tan sólo por esa razón caería la producción.

 

En cuanto al ejercicio, le quedaba flujo a PEP para la operación hasta junio, pero con el nuevo ajuste presupuestal sólo le alcanza a mayo. Aunque ya había empezado a regularizar pagos a sus proveedores y contratistas, PEP ya les está informando que a partir de agosto no habrá pagos y que los servicios realizados por terceros serán pagados hasta el año próximo.

 

El presupuesto 2020 contempla una producción de crudo de 1.88 millones de barriles por día. En este momento, PEP produce cerca de 1.7 millones. Por el acuerdo con la OPEP, deberá bajar a 1.63 millones a partir del 1 de mayo, nivel que es quizás el máximo que sería sostenible, dada la declinación natural de sus yacimientos. Pero vendrá otro fuerte recorte por razones de falta de consumo y almacenamiento, el cual, irónicamente, reducirá pérdidas: a los precios actuales casi todos los campos petroleros pierden dinero. Muchos pozos no son rentables, antes de impuestos, incluso a 30 dólares por barril.

 

Por cierto, PEP infla sus cifras de producción sistemáticamente por factores de medición y contenido de agua. En lo que va del año, ha reportado entre 35 mil y 55 mil barriles diarios arriba de su producción real. Ahora, al entrar en vigor el acuerdo con OPEP y frente al desplome del consumo, ¿dejará de agregar ese volumen que existe sólo en el papel? 

 

El Presidente López Obrador, al parecer, ya asimiló que Pemex producirá menos. Pero no se amilana. Ahora dice que el reto es refinar más, lograr la autosuficiencia en gasolinas, aunque no se exporte “ni un solo barril de petróleo crudo”. ¿Y el hueco en las finanzas públicas? Las coberturas ayudarán a corto plazo, pero México suele ingresar entre 20 mil y 50 mil millones de dólares al año por exportar petróleo.

 

Curiosamente, AMLO ha dicho que se cerrarán pozos fluyentes nuevos en el mar, ya que los pozos en campos maduros “no se podrían cerrar, costaría mucho reactivarlos, intervenirlos, inyectarles gas, agua, nitrógeno para levantar el petróleo que les queda y extraerlo”. Ingenieros expertos opinan lo contrario. Dicen que son los campos maduros en tierra los que implican mayores costos y deben cerrarse primero.

 

Al final del día, si el mercado petrolero se recupera –y eso no sucederá en lo inmediato–, lo que podría salvar a Pemex sería seguir la recomendación de Rogelio Hernández Cázares, Presidente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), nombrado por AMLO. Hernández señala que Pemex cuenta con cerca de 100 áreas geográficas (asignaciones) que podría desarrollar en asociación con capitales privados. Si Pemex no las desarrolla, por ley tendrá que devolver esas áreas al Estado. El futuro de Pemex, si no ejerce esa opción, será aún más sombrío.

 

Artículo publicado hoy en el Periódico Reforma. Léalo en el diario en esta liga.

Analista de la industria energética. Su e-mail: david.shields@energiaadebate.com

   
.