¡Refinerías por doquier!

21 / AGO / 2018
Especialistas


¡Refinerías por doquier!

¿Se trataría de construir una, o tal vez dos, nuevas refinerías en Tabasco? ¿No sería mejor colocar dos refinerías pequeñas en la frontera, digamos en Matamoros? ¿O en Baja California? ¿O  imaginarnos diez o más nuevas refinerías cerca de campos petroleros en el sureste?

Nadie objeta la idea de producir más gasolina en el país, pero está muy cuestionado el proyecto de López Obrador de construir una gran refinería, de 300 mil barriles diarios de proceso, en Dos Bocas, Tabasco, con cargo de 8 mil millones de dólares a los contribuyentes.

Al menos 20 analistas han señalado, con lujo de argumentos, que esto es inviable. Y tienen razón, si se trata concluir la obra en sólo tres años. Un proyecto de esa magnitud requeriría dos años tan sólo para planeación, preparación del terreno, selección de tecnologías, investigación de mercado, licitación pública y obtención de permisos de impacto social y ambiental, entre otras tareas de inmensa complejidad. Luego, cinco o seis años para construirla.

Pero AMLO dice que cuenta con un anteproyecto para construirla en tres años. Pues, que lo dé a conocer. Su modelo es la refinería de Janmagar, en India, que se construyó en tres años con 75 mil obreros trabajando día y noche. Pero la diferencia es que ahí ya existió infraestructura previa de refinación, que no sería el caso en Dos Bocas. Se puede ganar tiempo, por ejemplo aplicando ingenierías básicas ya elaboradas para otras refinerías de Pemex, pero sería imposible desplegar capacidades humanas y técnicas para rehabilitar las seis refinerías de Pemex y construir una nueva en sólo tres años.

Pocos lo saben, pero existe otro proyecto para hacer una nueva refinería en Tabasco. Éste, de 100 mil barriles diarios y con un costo de 2 mil millones de dólares, lo promueve con bajo perfil el gobernador perredista Arturo Núñez. La Reforma Refinery Project, en Centla, Tabasco, sería construido por privados, con capital semilla estadounidense y árabe, y sería para los nuevos productores de petróleo que ganaron en las rondas de la Reforma Energética. El plan, sin Pemex, es atractivo, porque la refinación en Pemex hoy no es negocio, por la carga fiscal y el sindicato.

La Reforma Refinery sería de tipo modular. Esto significa que se compran unidades tipo estándar, empaquetadas para ensamblar, que típicamente pueden ser de 20 mil ó 25 mil barriles diarios para arriba, aptas para ser instaladas al lado de infraestructura existente y en un plazo de sólo un año y medio. Esto sería idóneo para compañías nuevas que van a empezar a producir crudo dentro de dos ó tres años. Claro, el gobierno de Tabasco ofrece todo tipo de incentivos, desde beneficios fiscales hasta la concesión de terrenos por 99 años. Hay compañías interesadas y se esperan anuncios antes del fin de la gestión de Núnez.

A su vez, periódicos de Tamaulipas, citando a funcionarios estatales, han publicado notas que hablan de la instalación de dos refinerías modulares cerca de Matamoros. Aún son escasos los detalles, se supone el crudo que sería importado. También se rumora que compañías norteamericanas querrían procesar crudo texano en la frontera de Baja California para cubrir el déficit de combustibles en el noroeste del país.

Y recordar que el Ing. Jorge Díaz Serrano, ex director general de Pemex, hace dos décadas propuso colocar diez pequeñas refinerías en el estado de Veracruz, una al lado de cada campo petrolero de la región, en apoyo a la producción de Pemex. De ahí se transportaría el combustible a los centros de consumo en el centro de México.

Está bien que López Obrador quiera rehabilitar las refinerías de Pemex hasta donde se pueda, pero ¿por qué una nueva megaobra de Pemex, cuando hay serias dudas sobre rentabilidad, costos, ubicación, logística y abasto de crudo? El modelo de las refinerías modulares es una opción flexible, apta para la inversión privada de riesgo, pero requeriría incentivos fiscales y simplificación regulatoria. Y no le cuesta nada al erario.

Consulta popular: ¿obra faraónica de Pemex o refinerías modulares?

Léalo aquí en el Periódico Reforma.

David Shields es analista de la Industria energética. Su e-mail: david.shields@energiaadebate.com

site stats