¿Qué proponen Anaya y Meade en energía? (Pulso Energético)

11 / ABR / 2018
Regulación

 

 

Pulso Energético

Ricardo Anaya: El espíritu de la reforma energética es ‘sigamos teniendo una empresa pública fuerte, pero abrámonos a la inversión privada en aquellas actividades que hoy Pemex no tiene la capacidad instalada de realizar y que pueden permitir la generación de riqueza, de empleos y, además, ingresos para el propio Estado mexicano’”.

(Al modelo energético) creo que le falta un componente paralelo que es el Sistema Nacional Anticorrupción. Es delicado abrir un sector tan grande con un potencial de generación de riqueza tan importante cuando no se cuenta con un sistema anticorrupción igualmente robusto. Por supuesto que creo en el Estado de Derecho. Por supuesto que creo que los contratos ya otorgados por el Estado Mexicano se deben respetar. Yo sí tengo la noción de que el Estado permanece más allá de quienes sean los funcionarios públicos que están en el cargo, es decir, me parecería impensable mandar un mensaje de suspender contratos ya otorgados.

Es absolutamente falso que la reforma energética entregue los hidrocarburos a los particulares y a los extranjeros. El petróleo y el gas siguen siendo propiedad del Estado Mexicano, simplemente unimos fuerzas Gobierno-Iniciativa Privada para poder maximizar la renta petrolera, la renta de los hidrocarburos en beneficio de la población mexicana. Y una última cosa, creo que hay un gran potencial de generación de empleo en materia de energías limpias, renovables.

José Antonio Meade: Nosotros nos imaginábamos, cuando las reformas se plantearon, cuando se empezó a buscar que se hicieran— porque la verdad es que muchos en México tenían claridad absoluta de que tenía que cambiar un esquema donde nuestro sector energético no pudiera contratar, atraer capital, asociarse con otros para su desarrollo, no permitía que se convirtiera en una plataforma de crecimiento.

Pero cuando la plataforma es 3.3 millones de barriles diarios y el precio del barril está arriba del 100 (dólares), la verdad es que daba la impresión de que podíamos esperar. Si bien nos hubiera encantado una reforma energética con un precio del barril arriba de 100 dólares y que hubiera generado una enorme inversión con cargo tan solo al precio y a la oportunidad geológica que ofrecía México, hubiera sido muy positivo… pero el valor de la reforma energética se acredita ahorita. Cuando vimos el precio del petróleo en 18 (dólares) y vimos a Pemex restructurarse exitosamente. Y hoy vemos a Pemex convertirse en el principal promotor de la reforma. (Pemex) es el que está más convencido de que la reforma le permitió modernizarse, de que la reforma le dio alternativa, de que la reforma le permitió mejorar su tecnología y de que la reforma le permite ser vigente.

Ver el artículo completo en Pulso Energético .

 

site stats