Contratos petroleros, ¿qué pasaría?