Consejos para mejorar la seguridad eléctrica en el hogar

31 / DIC / 2017
Electricidad

Alejandro Stofenmacher, Director de Nuevas Tecnologías de CENEDI.

Ser capaces de mantener en perfecto estado las instalaciones eléctricas del hogar -así como de reparar algunos desperfectos eléctricos-, puede ser muy útil y convertirse en una herramienta valiosa de prevención. Más allá de la situación eléctrica en sí­ misma, ante cualquier evento como tormentas eléctricas, inundaciones o terremotos, si hay algún desperfecto, el saber resolverlo puede evitar males peores.

Sin embargo, hay que ser extremadamente cuidadosos y saber cómo evitar riesgos eléctricos. Los errores cometidos durante la instalación, reparación -y hasta la observación- de cableado, llaves de luz, lámparas y otros elementos pueden ocasionar cortocircuitos, fuego y daños materiales y personales. Para prevenir estos incidentes y accidentes es fundamental proyectar y pensar, y recurrir a un profesional si no se está absolutamente seguro de los procedimientos a seguir.

Aquí, los 8 tips más importantes a la hora de trabajar con electricidad:

  1. Privilegiar la seguridad: Antes de iniciar cualquier trabajo, hay que dirigirse al lugar donde se encuentra la caja de entrada de electricidad, normalmente llamada "caja de fusibles". Hoy los fusibles son reemplazados por modernas llaves térmicas y disyuntores diferenciales que protegen los circuitos de la casa. Una vez ubicada esta caja, se debe proceder a "apagar" esas llaves térmicas para que no circule corriente eléctrica por los cables de la casa. También debe apagarse el interruptor del circuito en la sala en que estemos trabajando.
  2. Checar el funcionamiento de las pastillas: Normalmente, las pastillas de la caja de entrada de electricidad poseen un botón que dice "prueba" o "test", y para estar seguros de que está funcionando adecuadamente, debe pulsarse este botón por lo menos dos veces año. Si corta la electricidad, se comprueba su buen funcionamiento. Pero si al pulsar no se dispara, significa que está defectuoso y hay que reemplazarlas. Es importante hacerlo inmediatamente ya que, si las pastillas no funcionan, estamos desprotegidos ante cualquier cortocircuito.
  3. Evitar el uso excesivo de extensiones: No es recomendable abusar de este recurso, ya que es la causa más común de cortocircuito por calentamiento, cuando la extensión no soporta tanta carga y sus cables internos se funden. Lo mismo es aplicable al uso de enchufes triples, ya que puede generarse una sobrecarga. Lo recomendable es utilizar un enchufe para cada aplicación, y no derivaciones en T. En ese sentido, hay que tener en cuenta que las instalaciones eléctricas provisorias pueden provocar choques eléctricos e incendios.
  4. Respetar la separación de los circuitos de iluminación y tomacorrientes: Como las sobrecargas son tan peligrosas, los circuitos de iluminación y tomacorrientes en las casas están separados. No hay que intentar conectar, por ejemplo, un equipo de aire acondicionado al circuito común de la casa. Este debe poseer su propio circuito debido a la mayor carga.
  5. Trabajar siempre sin corriente eléctrica: Incluso cuando tengamos que cambiar una lámpara debemos ser cuidadosos, desconectando el enchufe del tomacorriente, reemplazar la lámpara y luego probar nuevamente.
  6. Mantener los artefactos en perfecto estado: Nunca deben usarse aparatos con cables pelados, extremos rotos, bases de enchufe deterioradas. Es preferible tomarse el tiempo de reemplazarlos o ajustarlos antes de utilizarlos.
  7. Ser cuidadosos con la presencia conjunta de agua y electricidad: Esta combinación hace que tanto la cocina como el cuarto de baño sean zonas de peligro para utilizar aparatos eléctricos. En el baño, el uso del secador de cabello es especialmente peligroso, por lo que es preferible utilizarlo en otro cuarto. Asimismo, el estar descalzo en zonas críticas como la cocina cerca del refrigerador o los hornos eléctricos o microondas, conlleva un riesgo innecesario. Esto es igualmente aplicable cuando se manipulan enchufes o instalaciones en la casa. Hay que calzarse y secarse muy bien las manos antes de iniciar la tarea. Y, por supuesto, no tocar equipos eléctricos en la ducha o durante un baño de inmersión.
  8. Desenchufar correctamente los aparatos: Finalmente, nunca hay que desenchufar un equipo eléctrico (aspiradoras, lámparas, etc.) tirando del cable, ya que se corre el riesgo de cortar los extremos de la ficha y producir cortos.

Siguiendo estos consejos, el trabajo en pequeñas reparaciones eléctricas será más eficiente y la seguridad del hogar con respecto al uso de esta energí­a permitirá tener a resguardo de accidentes a la familia.

-------

Sobre el Centro Nacional de Educación a Distancia (CENEDI). 

Cenedi es la primera escuela en línea para aprender oficios con origen en Uruguay que ha desarrollado una exitosa trayectoria en Argentina y llega por primera vez a México. Cuenta con 20 mil estudiantes activos formándose y capacitándose en toda América Latina.

Brinda cursos en lí­nea de oficios con alta demanda laboral como: mecánica automotriz, repostería, hasta formación en nuevas disciplinas como reparación de celulares, refrigeración y reparación de aire acondicionado, además de oficios más tradicionales como carpinterí­a, entre otros.

site stats