Air Canada colabora en la investigación de biocombustibles para aviones

24 / ABR / 2017
energia-limpia

Redacción / Energía a Debate

Con el fin de probar los beneficios ambientales del uso de biocombustibles en la industria de la aviación, Air Canada anunció su participación en el proyecto de Investigación de Emisiones y Combustibles Alternos de Aviación Civil (CAAFCER, por sus siglas en inglés), un proyecto dirigido por el Consejo Nacional de Investigación de Canadá (NRC).

Air Canada informó que este proyecto utilizará un avión de investigación T-33 modificado para muestrear las emisiones en cinco vuelos operados por la aerolínea entre Montreal y Toronto en los próximos días. Una reducción en el espesor y cobertura de las estelas producidas por los motores de las aeronaves podría reducir el impacto de la aviación en el medio ambiente.

En 2012, Air Canada operó dos vuelos de biocombustible: uno entre Toronto y Ciudad de México, como parte de una serie de vuelos comerciales de biocombustible, el cual trasladó al secretario general de la International Civil Aviation Organization a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible, celebrada en Río de Janeiro, y el segundo vuelo transportó a varios atletas y oficiales en su camino a los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Air Canada colabora en la investigación de biocombustibles para aviones

"Estamos contentos de apoyar la investigación sobre los beneficios adicionales del biocombustible en la aviación", dijo Teresa Ehman, directora de Asuntos Ambientales de Air Canada, y añadió que este proyecto es un paso importante para la industria en la comprensión de cómo los biocombustibles reducen la huella de carbono y el impacto ambiental en general. A nombre de Air Canada, Ehman reconoció sus responsabilidades ambientales y la importancia de comprender e integrar las consideraciones ambientales en las decisiones comerciales de la empresa.

Air Canada refirió que este proyecto involucra a seis organizaciones, con financiamiento primario de la Red de Investigación y Desarrollo de la Aviación Verde (GARDN), una organización sin fines de lucro financiada por la Red de Centros de Excelencia del Gobierno de Canadá y la industria aeroespacial canadiense.

"Al aportar nuestra aeronave de investigación, T-33, especializada en captura de datos de estelas de aviones, y nuestra experiencia en análisis de emisiones, esperamos proporcionar información clave para la inclusión de biocombustibles en todos los vuelos futuros", dijo Jerzy Komorowski, gerente general de asuntos Aeroespaciales del NRC.

Para reducir sus emisiones, Air Canada ha adoptado una estrategia de cuatro pilares: el uso de nuevas tecnologías, mejora en las operaciones, cambios en infraestructuras y el uso de instrumentos económicos.

Air Canada participa como socio en la Iniciativa de la Cadena de Suministro de Biojet de Canadá (CBSCI). Se trata de un proyecto de colaboración, iniciado en 2015, con 14 organizaciones integradas para introducir 400 mil litros de biocombustible en el sistema de combustible compartido, en el aeropuerto de Montreal. El proyecto CBSCI es el primero en su tipo en Canadá y tiene como objetivo crear una cadena de suministro sustentable de biocombustible, utilizando materiales de alimentación renovables.

site stats