¿Cómo enfrentar el reto de la creciente demanda de confort térmico en México?

02 / MAR / 2017
politica

Odón de Buen Rodríguez*

Atender la creciente demanda de confort térmico en edificaciones residenciales y comerciales es uno de los grandes retos que enfrenta el sector energético de México. Hoy día, el uso del aire acondicionado determina la demanda máxima del sector eléctrico nacional(1) (y, por lo tanto, de nueva infraestructura de generación, transmisión y distribución de electricidad), y su potencial de crecimiento responde a la tendencia hacia una mayor urbanización, incremento del peso del sector servicios en la economía y una necesidad insatisfecha de la población que busca formas modernas de confort térmico.

La necesidad de confort térmico, en particular en zonas de clima cálido, es función de la temperatura ambiente, pero la cantidad de energía eléctrica que se utiliza para lograrlo depende de varios factores, específicamente del diseño y los elementos de la envolvente del espacio para el que se busca el nivel de confort, como también de los equipos que proveen los tres elementos que determinan el confort térmico: temperatura, humedad y velocidad del aire.

En números muy generales, cerca del 45% de los usuarios de servicio eléctrico del sector residencial se ubica en zonas de clima cálido y su consumo promedio es dos veces superior al de quienes viven en clima templado (Fig.1).(2)

¿Cómo enfrentar el reto de la creciente demanda de confort térmico en México?

En algunos casos, como ocurre en Mexicali, Baja California, su consumo promedio es cinco veces el promedio nacional en clima templado, lo que implica que hasta 80% de su consumo de electricidad se deba a equipos de aire acondicionado (cerca de 4 mil kWh/año). Hay que añadir a lo anterior que este consumo ocurre en los meses de verano, lo que multiplica hasta por diez la factura eléctrica (y los picos de demanda al sistema eléctrico) respecto de los montos de facturas en invierno (Fig. 2).(3)

¿Cómo enfrentar el reto de la creciente demanda de confort térmico en México?

De acuerdo con números de la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee), más del 35% del consumo eléctrico de todo el sector residencial es para confort térmico en zonas de clima cálido, y esta proporción sigue creciendo a medida que se va cubriendo una demanda insatisfecha, pero también porque los equipos que proveen otros servicios energéticos relevantes en las viviendas (como refrigeradores, lámparas y lavadoras de ropa, entre otros) son cada vez más eficientes y pesan cada vez menos en las facturas eléctricas (Fig. 3).(4)

¿Cómo enfrentar el reto de la creciente demanda de confort térmico en México?

Otro aspecto importante es el monto de subsidios que van asociados directamente al uso de electricidad para el acondicionamiento térmico en viviendas en clima cálido, el cual se estima superior a los 30 mil millones de pesos, lo cual es muy significativo en las condiciones actuales de limitaciones presupuestales.(6)(7)

Las acciones de política pública Desde la perspectiva de la política pública, hay medidas que atienden este problema, siendo las más relevantes las Normas Oficiales Mexicanas (NOM) de eficiencia energética. Estas se aplican ya a los equipos que representan más del 80% del consumo eléctrico de una vivienda (como los señalados arriba), pero también a los equipos de aire acondicionado, sean de ventana, de tipo “split” o de tecnología “inverter”; se estima que estos últimos dominarán el mercado en un futuro no tan lejano por su mayor eficiencia.(8)

Además de las NOM para equipos, existe desde 2002 la NOM-008-ENER, que aplica al sistema de envolvente de edificios no residenciales y, desde 2010, la NOM-020-ENER, para el sistema de envolvente de las edificaciones de tipo residencial y cuyo alcance incluye solamente la vivienda nueva o en remodelación.(9) Estas dos normas tienen el propósito básico de integrar consideraciones de diseño para reducir ganancias térmicas por conducción (las que se dan por las diferencias de temperatura entre el interior de la vivienda y el exterior) y por irradiación solar (por la entrada de la energía que llega directamente del sol a través de ventanas). Estas NOM son complementadas por dos más que se aplican a elementos de la envolvente de las viviendas, como los son los elementos de pared y techos y las ventanas, y que permiten asegurar su comportamiento como elementos de la construcción.

En un sentido muy general, la intención de las NOM-008- y 020-ENER es que en México se obligue a diseñar edificaciones considerando el clima local y el efecto solar, y dejar atrás las prácticas que vienen del centro del país, donde el clima no es determinante en el diseño de las envolventes de las edificaciones.

La problemática en torno al cumplimiento de las NOM-008- y 020-ENER

Para hacer cumplir las NOM-008- y 020-ENER, la Conuee se apoya en dos instancias, una para la evaluación de la conformidad y la otra para su integración a los procesos de permisos de construcción o de financiamiento por organismos de vivienda.

El sistema de evaluación de la conformidad para las NOM de sistemas (como son las dos normas de envolvente) está construido y funciona con base en la Ley Federal de Metrología y Normalización, y se integra por Unidades de Verificación (UV), que son aprobadas por la Conuee (a través de un examen de conocimiento de la NOM), pero que deben estar acreditadas primero por la Entidad Mexicana de Acreditación que, de acuerdo con normas internacionales, se asegura de que la UV tengan los elementos técnicos para evaluar el cumplimiento de la NOM que corresponda. Las UV revisan los diseños propuestos de las edificaciones bajo lo que se establece en las NOM y visitan las instalaciones para asegurarse de que lo que se instala está de acuerdo con el diseño original, y entrega un dictamen al constructor para que demuestre, ante la instancia que corresponda, el cumplimiento de las NOM. Este sistema se ha venido fortaleciendo en respuesta a una demanda creciente de servicios.(10)

Sin embargo, para el caso de la NOM-020-ENER, se han presentado objeciones por quienes desarrollan vivienda, quienes señalan que el cumplimiento de la NOM representa un costo adicional significativo que, entre otras cosas, lleva a que producir vivienda de interés social resulte incosteable.

Esta posición adquiere relevancia por la importancia económica y de empleo del sector de la construcción y ha llevado a un proceso de análisis conjunto entre la Conuee y la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi), la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) y el Infonavit, en torno a dos temas: (a) los costos de cumplimiento y (b) las medidas de atenuación de la NOM.

El proceso, que incluyó la estimación de costo para prototipos de viviendas en 43 ciudades de 14 estados del país, ha servido para validar una NOM que en su origen se fundamentó en un análisis de costos y beneficios limitado a su mínima expresión y que, por mucho, no tuvo el alcance de este trabajo conjunto de la Conuee y la Canadevi.

Como resultado de este proceso, a finales de 2016 la Conuee modificó el alcance y algunos de los requisitos de la NOM-020-ENER.(11) Por un lado, redujo el alcance de su aplicación solo a zonas bajo tarifas 1-C a 1-F de la CFE (las que mayor consumo tienen por confort térmico) y disminuyó las exigencias de aislamiento térmico, que reduce el costo de cumplimiento. Por otro lado, en la actualidad trabaja en un elemento complementario de la NOM, que es el Procedimiento de Evaluación de la Conformidad (PEC) y que establece el protocolo a seguir por las Unidades de Verificación para revisar diseños y su cumplimiento con la NOM.

Este complemento es relevante, ya que el procedimiento de evaluación adoptado a la fecha para viviendas adosadas (las que van pegadas unas con otras) y verticales resultaba en costos de cumplimiento de la NOM muy superiores a los de viviendas unifamiliares (sin colindancia hacia los lados o hacia arriba y con mayor exposición a la radiación solar y temperatura ambiente).

Lo que sigue...

¿Cómo enfrentar el reto de la creciente demanda de confort térmico en México?

La expectativa de la Conuee es que la modificación de la NOM y el establecimiento del PEC sean suficientes para que, cuando menos en el ámbito de la vivienda de interés social que tiene apoyos gubernamentales (y que, por principio, se destina a las familias de menores recursos), se incluya formalmente la obligación de su cumplimiento.

Sin embargo, nos enfrentamos a dos factores relevantes de reciente aparición, que obligan a una revisión que puede detener, una vez más, el proceso: la reducción del presupuesto federal que incluye los subsidios a la vivienda de interés social y el incremento de los precios de las materias primas utilizadas para construir la vivienda.

Esto ha llevado a incluir en la argumentación del impacto positivo de largo plazo en la hacienda pública de la NOM-020-ENER ya que su aplicación implica una notable reducción en la erogación de recursos para apoyos gubernamentales en la factura eléctrica durante los 30 años de vida útil de las viviendas.

En su caso, esto puede justificar un apoyo específico para el cumplimiento de la NOM-020-ENER de las viviendas de quienes tienen menores ingresos, lo cual no sólo se recupera en menos de tres años, sino que también protege, en toda la vida útil de las viviendas, la economía de familias de bajos recursos que se endeudan para hacerse de una vivienda nueva en zonas de clima cálido de México.


(1) Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional 2016–2030 https://www.gob.mx/sener/acciones-y-programas/programa-de-desarrollo-del-sistema-electrico-nacional-33462?idiom=es
(2) El consumo promedio de electricidad por usuario residencial en zonas bajo tarifas de clima cálido en 2015 fue de poco más de 2 mil kWh/año (Fuente: CFE).
(3) CENACE http://www.cenace.gob.mx/Grafi caDemanda.aspx
(4) GIZ. Estudio de Caracterización del Uso de Aire Acondicionado en Viviendas de Interés Social https://www.gob.mx/conuee/acciones-y-programas/estudio-caracterizacion-del-uso-de-aire-acondicionado-en-vivien-da-de-interes-social-en-mexico
(5) El consumo para “Templado” corresponde a los usuarios en Tarifa 1 mientras que “cálido” es la suma de los que están bajo tarifas de 1-a a 1-F (no se incluyen usuarios en tarifa Doméstica de Alto Consumo).
(6) Conuee. Análisis de la evolución del consumo eléctrico del sector residencial entre 1982 y 2014 e impactos de ahorro de energía por políticas públicas. https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/98316/CuadernosConueeNo1.pdf
(7) IEA. Fossil Fuel Subsidy Reform in Indonesia and Mexico. https://www.iea.org/publications/freepublications/publication/PartnerCountrySeriesFossil_Fuel_Subsidy_Reform_Mexico_Indonesia_2016_WEB.pdf
(8) Conuee. Normas Oficiales Mexicanas de Eficiencia Energética. Balance al 2015. http://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/186839/Informe_Balance_de_NOM-EN-ER_2015_Borrador-rev2.pdf
(9) Conuee. Normas Oficiales Mexicanas de Eficiencia Energética. http://www.gob.mx/conuee/documentos/normas-oficiales-mexicanas-de-eficiencia-energetica89073?idiom=es
(10) Conuee. Unidades de Verificación NOM-020-ENER-2011. http://www.gob.mx/conuee/acciones-y-programas/unidades-de-verificacion-nom-020-ener-2011-eficiencia-energetica-en-edificaciones-envolvente-de-edificios-para-uso-habitacional?state=published
(11) RESOLUCIÓN por la que se modifica el numeral 5.1 de la Norma Oficial Mexicana NOM-028-ENER-2010, Eficiencia energética de lámparas para uso general. Límites y métodos de prueba, publicada el 6 de diciembre de 2010. http://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/181667/NOM_028_DOF_Modificacion.pdf


*Director General de la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee).

site stats